Hackear tu vida y gana eficiencia

Vive mejor

El problema de la mayoría de las personas es que siempre estamos esperando que un truco solucione todos nuestros problemas, pero al final del día lo único que tenemos que hacer es hackear nuestra vida.

'Hackear la vida' es un término puesto sobre la mesa en el 2004 por escritor británico Danny O'Brien en la conferencia de tecnología de O'Reilly La idea es de usar de usar la mentalidad de un hacker para acelerar las actividades rutinarias y alcanzar más rápido y fácil los objetivos.

La hipótesis de O'Brien es que estas personas, generalmente introvertidos son muy eficientes en sus resultados porque han logrado un sistema de tácticas para navegar en un mundo caótico y diverso, en donde el autocontrol juega un papel importante.

Estos son algunos consejos que Anaximander toma de un artículo de The Economist

• Si su correo electrónico está programado para cargar nuevo E-mail cada minuto, cámbielo para que lo baje cada 15 minutos o cada hora, así le interrumpe lo menos posible.

• Cree respuestas preprogramadas: Si tiene que mandar repuestas parecidas, invente un respuesta bien hecha y adecuada una sola vez, en vez de crear siempre un texto nuevo, crea una versión de la forma y guárdalo el para el uso continuo en el futuro.

• Ocupe la pantalla completa con la aplicación que está utilizando reduciendo al mínimo cualquier distracción visual por otros programas.

• Al interrumpir una tarea de trabajo, anote qué necesita ser completado después. Esto hace más fácil recomenzar con esa tarea cuando usted resume el trabajo.

• Pero piénselo otra vez ¿Dejará esta tarea para más tarde? Dedique mejor cinco minutos de concentración a su tarea y repártalo en un tiempo dado, en vez de postergarlo para después. Hará que la tarea parezca más factible.

• Tenga ideas verticales es decir interrumpa toda comunicación, y dediquese a un solo proyecto en un día entero.

En el fondo no es el uso de la tecnología lo importante, si no definir el modo más inteligente de usar la tecnología, reducir las distracciones y principalmente encontrar el camino simple.

El objetivo es ahorrar mucho más tiempo y esfuerzo del que se necesite para realizar cualquier tarea. Hacer que sea más fácil hacer las cosas y no pasar más tiempo en las herramientas que en el trabajo real.

Herramientas como Twitter, que ciertamente provee una interminable corriente de información y links; Facebook; los mensajes de texto y las llamadas telefónicas son de gran utilidad para la vida diaria, pero también pueden significar una gran fuente de distracciones.

O'Brien usó el concepto Geeks Alpha para definir a los líderes que habían encontrado un modo más simple de resolver las cosas:

"Los Geeks Alpha prefieren usar una sola aplicación, y se quejan y gruñen si sus jefes intentan obligarlos a usar organizadores de alta tecnología. También (acostumbran) usar guiones para automatizar cualquier tarea repetitiva, asegurarse de sincronizar diferentes dispositivos para siempre tener los archivos (y sus copias de seguridad) disponibles cuando se los necesite, y no dejar que las cosas se estanquen, sino tratar de hacer las cosas a medida que van surgiendo.

Joshua Philipp autor de la cita anterior agrega que hay autores que escriben sobre el Hackeo a la vida que explican que lo importante no son las herramientas, pues uno puede pasarse la vida buscando la mejor, si no hacer de hacer un hábito la actitud de eficiencia, es decir saber detenerse cuando se prevea que se va a perder el tiempo, saber cuándo hay que dejar de buscar, apagar todo y empezar de nuevo

Fuente

La foto le pertenece a wicho

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.