Espera antes de comprar

Cómo salir de deudas

¿Recuerdas cuando era un niño y te emocionabas por tu cumpleaños o por la llegada de los reyes magos desde semanas antes? Cuando no podías hacer otra cosa sino contar los días para la llegada de esa fecha tan especial y llegado el día te pasabas días enteros jugando con tus regalos y no había poder humano que te separa de ellos.

Ahora piensa en ¿cuándo fue la última vez te entusiasmaste tanto por una compra? Y ahora recuerda ¿cuándo fue la última vez que compraste algo que realmente te hiciera feliz por horas, días o incluso semanas?

Como adultos, tenemos la posibilidad de comprar lo que queremos y cuando queremos, pero a diferencia de los niños el consumismo ha hecho que perdamos la emoción por las cosas o que no les demos el valor que realmente tienen o peor aún que le asignemos valor exagerado a objetos que no necesitamos.

Con el uso indiscriminado y poco planeado de las tarjetas de crédito ya no esperamos para hacer una compra, simplemente deslizamos el plástico y nos llevamos el objeto de nuestro deseo; luego llega el estado de cuenta y eso que parecía tan maravilloso se convierte en nuestro dolor de cabeza.

Se supone que las cosas que compremos nos deben dar felicidad al cumplir la función por la que fueron compradas; que las cosas en lugar de darnos felicidad nos den dolores de cabeza es completamente nuestra responsabilidad.

Aprende a ser niño un poco otra vez. Espera para comprar las cosas, no te lances inmediatamente sobre todo lo que ves. Date tiempo para pensar en ello y desearlo realmente. Si resulta que realmente lo quieres el deseo no desaparecerá con el paso de los días, pero si resulta que no es tan importante con el tiempo el deseo se borrará de tu mente.

Esta es una muy buena alternativa para controlar un hábito nocivo como son las compras compulsivas que lo único que hacen es sacarte de tus objetivos financieros y hacerle daño a tu cartera.

Además esperar un tiempo antes de comprar lo que deseas le añade un valor extra a diferencia de las cosas que compras por mero capricho.

Fuente

La foto le pertenece a Maria Meseguer

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.