Vender y crecer sin correr riesgos innecesarios

Haz patrimonio

Desde que mi abuelo me enseñó a hacer quesos cuando era apenas un niño, aprendí también que la confianza es la base de cualquier relación en la vida, especialmente en los negocios.

Yo no estudié mucho, apenas la preparatoria en las tardes, después de acompañar a mi padre a vender quesos en los mercados. Era una labor cansada, ambos cargábamos 20 kilos diarios de queso en camiones y pasillos de mercados. Había veces que vendíamos todo, pero otras veces regresábamos con la carga pues nuestros clientes decían no tener dinero y que volviéramos otro día. En algunas ocasiones, y dependiendo de la confianza que mi papá le tenía a algunos de nuestros clientes, él les dejaba los quesos y después regresaba por el dinero. Esto funcionó bien por un tiempo, hasta que algunos clientes comenzaron a fallar con sus pagos. No se acordaban que nos debían dinero.

Yo la verdad es que me cansaba mucho cargando y prefería quedarme con mi abuelo. Él me contaba historias de espantos de su pueblo, un ranchito perdido en Oaxaca, pero cuando veía a mi padre regresar a casa con los quesos a cuestas me sentía un poco culpable y al siguiente día lo acompañaba para hacer su viaje menos pesado. Esto fue así durante muchos años, hasta que pudimos comprar un carrito, desde entonces yo voy solo. Mi padre ya es abuelo y ahora es él quien le cuenta historias a mis hijos, igual que mi abuelo lo hacía conmigo.

Con el tiempo todos cambiamos. La gente ha perdido la confianza en todo y también el interés por ganarse la confianza de uno. No digo que sean todo el mundo, hay gente muy respetable, personas de palabra, pero ahora uno no puede confiar tanto como mi padre lo hacía.

Esto me ha traído problemas de crecimiento a nuestro negocio familiar, nuestros clientes nos quieren comprar pero a crédito y yo la verdad es que no termino de convencerme. Como dice el dicho 'la mula no era arisca, la hicieron a palos' y la verdad es que ha habido tanta gente que no me ha pagado, que a veces termino desconfiando hasta de la gente buena.

Lo bueno es que a mi hija le gusta mucho estar en la computadora en internet y fue así que encontró la forma de ayudarme con el negocio. Me dijo que podía consultar el 'Historial de Crédito Certificado' de mis clientes. La verdad es que cuando me lo dijo yo no le hice mucho caso porque pensé que eso era para empresas grandes, pero me insistió tanto que me animé.

Mi sorpresa fue que el 'Historial de Crédito Certificado' está pensado para pequeños negocios que, como yo, no saben si dar crédito a otras personas que también son empresarios pequeños. Lo estoy intentando y parece que la cosa va bien. No todos mis clientes han podido darme el archivito que mi hija checa en internet, pero a los que sí lo han hecho ya les estoy ya dando crédito y como que la cosa empieza a gustarme pues estoy vendiendo más, a pesar de la crisis que dicen que estamos viviendo.

Yo lo recomiendo para todos los pequeños empresarios que, como yo, pueden vender más si dan crédito a las personas indicadas.

Para más información visita el sitio: http://www.historialcertificado.com.mx/

La foto le pertenece a jlastras

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.