Emprender una capacidad inherente en la mujer

Haz patrimonio

Madres, hijas, esposas, mujeres inteligentes y profesionales generadoras de muchísimas ideas innovadoras con el empuje suficiente para sacar adelante empresas y familias… y sin embargo, las oportunidades no son suficientes. La solución: ¡Emprender!.

De acuerdo al más reciente conteo del Inegi en México, más de la mitad de la población (53 por ciento) está representada por mujeres y aún cuando éstas cada vez se involucran más en el mercado laboral, sólo cuatro de cada 10 participan en la actividad económica. De ellas, 65 por ciento recibe una remuneración por su trabajo, 23 por ciento está en el autoempleo, 10 por ciento no recibe pago alguno y 2 por ciento es empleadora.

Esta creciente contribución en la economía que han tenido las mujeres no ha sido un proceso fácil considerando todos los factores que existen alrededor la vida "exitosa" de una mujer. Conductas machistas, "obligaciones extras" y la misma competencia del mercado laboral son obstáculos que las mujeres deben ir sorteando para poder conciliar sus responsabilidades familiares y laborales con pocos apoyos y prácticamente sin flexibilidad en el mercado laboral.

Según datos del Índice Global de Brecha de Género del 2009, desarrollado por el Foro Económico Mundial, que mide la desigualdad entre hombres y mujeres en 134 países -tomando en cuenta indicadores de educación, salud, oportunidad económica y representación política- México se ubicó en el lugar 98; y específicamente, en el Índice de Oportunidad y Participación Económica, México ocupó la posición 114 junto con Nicaragua (104), Chile (112) y Guatemala (115) como los países de América Latina y el Caribe que ostentan mayores niveles de desigualdad para las mujeres.

Por lo anterior quizá no resulte extraño que las mujeres estén volteando hacia el emprendurismo; más por la necesidad de superar condiciones laborales desfavorables, de obtener mayores ingresos o de lograr la flexibilidad necesaria para conciliar familia y trabajo, que por haber identificado una oportunidad de negocios.

Aunque de momento son pocas las políticas públicas que existen en nuestro país para ayudar a superar estos obstáculos y promover una más eficiente inserción de la mujer en la vida productiva del país; organismos como el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), creado en 2001, ha creado el portal Emprendedoras y Empresarias que dirige a una serie de sitios del gobierno federal que ofrecen información sobre la creación, desarrollo y consolidación de empresas, así como herramientas para orientar a las mujeres emprendedoras y empresarias hacia la profesionalización de sus proyectos productivos.

Algunos otros programas de apoyo a la mujer empresaria están en la Secretaría de Economía; como el Fondo de Microfinanciamiento a Mujeres Rurales para el apoyo a proyectos y el Programa Impulso Productivo para la Mujer, del Fondo Nacional para la Empresa Social.

Y es que las mujeres han sido particularmente dotadas de capacidades importantes que aplicadas a los negocios representan factores de éxito: son excelentes negociadoras, trabajadoras incansables; muy buenas administradoras; excelentes comunicadoras y más cautelosas; cualidades que según los expertos debe reunir un buen emprendedor.

La foto le pertenece a Luciano Meirelles

Temas relacionados:

Emprender una capacidad inherente en la mujer

Los millennials toman el control

Falta de oportunidades es razón para emprender

¿Las mujeres son mejores administradoras de dinero?

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.