Cómo ahorrar gasolina cuando conduces tu automóvil.

Haz patrimonio

No importa cuántos cilindros tenga el motor de tu auto existen recomendaciones universales en relación con la manera de conducir ahorrando gasolina.

La Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE) efectuó estudios con conclusiones bastante convincentes que te las comparto:

-Encendido: "calentar el motor" es un mito que combatir. El motor no requiere de calentamiento, el motor requiere de lubricación, la que le es suministrada por la bomba correspondiente. Evitar esa práctica obsoleta te ayudará a evitar un gasto innecesario de gasolina.

-Llantas. Entre esas encontrarás el apartado de neumáticos, consulta el manual y entérate de la presión que para esos señala. Si lo circulas con menor cantidad de libras de presión indicado sentirás que se desplaza con cierta dificultad, como si tuviera excesiva carga, y eso es porque al faltarle aire la superficie de rodamiento se ensancha. Y ese es otro motivo de que consuma más gasolina.

-Lubricación. El aceite es la clave para la vida y rendimiento del motor; mantenlo siempre en el nivel requerido, para que las partes que exigen lubricación son precisamente las que generan el movimiento del automóvil. Si su lubricación es deficiente su desgaste se precipita, de donde resultaría que el motor se forzaría en su funcionamiento, requiriendo a la vez más combustible.

-Carga. Elimina de la cajuela los objetos que no necesites porque es un peso adicional que tendrá que mover el motor, que a su vez exige mayor cantidad de combustible para el esfuerzo adicional que eso representa.

-Aprovecha el diseño del auto. Al circular - especialmente al ir ya a la velocidad máxima permitida - no bajes las ventanillas. Al hacerlo estarás alterando la dinámica, eso equivale a frenarlo, y el resultado será que gastar más en gasolina. Igual observación es para el uso del aire acondicionado, del que debes prescindir lo más posible pues su uso exige un esfuerzo adicional al motor, ocasionando una mayor demanda de gasolina.

Manejo. Aprovecha el respaldo de la ingeniería que dio como resultado el motor de tu automóvil; actualmente los motores tienen mayor potencia en su arranque y ese es el momento que debes aprovechar para optimizar el consumo de gasolina. Ya en movimiento aumenta la velocidad gradualmente y dentro de las revoluciones debidas esto puede ahorrarte hasta un 50% de combustile. Si manejas a 90 km/hora en lugar de 110 km/hora, podrías ahorrar hasta un 20% de gasolina. Al subir una cuesta acelera suavemente desde antes de empezar a remontarla a fin de que el motor no se esfuerce, y si no te es posible hacerlo, deja que disminuyan las revoluciones de la máquina antes de cambiar a la velocidad inmediata inferior, porque de lo contrario lo forzarás y frenarás, gastando el doble de gasolina. Puedes darte cuenta que estos consejos son simples y objetivos, y su meta bastante noble: evitarte gastos en reparaciones de motor, cambio de llantas, y demás, pero principalmente en gasolina.

Haz cuentas. Si gastas un tanque a la semana que te cuesta $500 pesos y con estas medias ahorras un 20%, son 100 pesos semanarios que al año te dan una nada despreciable suma de más de $5 mil pesos, muy buenos para empezar la cuesta de enero.

La foto le pertenece a Otubo

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.