El ataque de las deudas.

Cómo salir de deudas

Una de las cosas más molestas es un cobrador llamando a tu casa. Son insistentes, contundentes y hasta a veces parecen autistas, por más que les expliques parecen no entender.

Tan agresiva es su actitud y ha molestado tanto a la opinión pública que los mismos bancos crearon un código de ética que limita sus malas prácticas. De acuerdo con la Condusef, existen 10 puntos que debes conocer cuando te llaman para solicitarte un pago y que te sugerimos conozcas:

-Las empresas que realizan cobranzas están obligadas a:

-Identificarse plenamente (nombre completo, empresa en la que labora y la que representa).

-Explicar tu situación, saldo y negociar el adeudo.

-Si llegaste a un acuerdo, entregarte un convenio firmado antes de que realices cualquier pago.

-Recibir tus quejas, sugerencias o comentarios y hacerlos llegar al responsable de la Unidad Especializada de la Institución Financiera.

Además tienen limitaciones, las personas que están llamando de una agencia de cobranza no deben:

-Hablarte con lenguaje obsceno, acosarte o amenazarte.

-Simular que son autoridad judicial (con actitudes, vocabulario ni papelería que lleve al engaño).

-Comunicarse con menores ni personas de la tercera edad.

-Comunicarse vía telefónica contigo entre las 11:00 de la noche y las 6:00 de la mañana.

-Utilizar cartelones u otro medio impreso en tu domicilio.

-Incrementar tu adeudo de manera irregular o hacerte ofrecimientos sin autorización de la Institución Financiera

Si llaman a tu casa buscando a otra persona que no vive en tu domicilio, y que además no conoces, puedes exigir que paren de llamarte en está pagina, pero si realmente lo debes y te buscan hasta atormentar a tu pareja o padres, es necesario que resuelvas el problema. Al final estas empresas están en su derecho de recuperar el dinero que obtuviste mediante un crédito que te fue otorgado, ocultarte o negarte sólo te perjudicará a la larga en tus objetivos de crecimiento personal y de tu patrimonio, pues no tendrás acceso a muchos bienes por no haber resuelto tu problema de crédito.

Sin embargo esto no quiere decir que sigas sus instrucciones al pie de la letra. Si algo he aprendido en la vida es que todo, absolutamente todo es negociable, todo depende de la cantidad de control que tengas sobre las circunstancias, aquí te recomiendo algunos consejos que puedes seguir, analizando detenidamente la situación en la que te encuentres.

Primero pídeles que te explique por escrito el monto adeudado, su composición y razones por las cuales se ha llegado a esa cantidad. Asegúrate de no firmar nada hasta que sepas realmente con quien estás negociando y cuales son las mejores condiciones que puedas lograr. Si hay errores debes notificarlos y solicitar que sean aclarados de forma detallada y guarda todos los documentos correspondientes al caso para cualquier aclaración posterior.

Debes tomar en cuenta que cuando estas llamadas llegan a tu domicilio, este problema ya se registró en tu historial de crédito y la mala nota aparecerá durante los próximos seis años, lo resuelvas o no. Así que si bien hay que aceptar pagar, la negociación no debe implicar el fallar con otros créditos. Busca negociar dejando estos pagos hasta el final, o bien si puedes hacer una liquidación inmediata busca la disminución de tu adeudo por quota de intereses. El margen de negociación para ti está entre el periodo de gracia para el pago y el monto total del adeudo.

Si llegas a un acuerdo, asegúrate de que todo quede por escrito. Debes verificar con el dueño del adeudo y no sólo con los representantes de que el adeudo ha sigo negociado. De no hacerlo así corres el riego de volver a recibir llamadas telefónicas para cobrarte un adeudo que ya has liquidado. Debes tomar en cuenta que muchas empresas venden sus carteras incobrables a empresas especializadas, por lo que el saber exactamente con quien vas a negociar el adeudo es fundamental.

Si quien reclama es una institución financiera, asegúrate de firmar todo con el banco y negociar el pago en las mejores condiciones para ti. Pero si con quien estás negociando es con una agencia especializada en cobranzas, el tema es realmente diferente y te aconsejamos contratar apoyo legal especializado en la materia; es posible llegar a un buen arreglo, pues estas agencias compran esta cobranza por una fracción del adeudo, pero deberás de asegurarte de que el trámite se haga bajo los más estrictos términos legales que te garanticen que realmente haz terminado con el tema de una vez por todas.

Es posible que este contacto con cobradores sea una tarea incómoda, molesta y abrumadora. Hay una creencia popular de que es mejor evita el pago, aun a pesar de que esto lleve a la persona una vida limitada en la adquisición de bienes y desarrollo de su patrimonio. Además del estrés que provoca en su familia el tener que lidiar con estos temas. En el transcurso de la vida, las necesidades siempre cambian y la experiencia demuestra que uno debe dejar libre el camino para poder tomar decisiones que por momento resultan muy importantes, como la compra de una casa, un auto o un crédito para cualquier necesidad. La experiencia va demostrando a las personas que lo mejor es resolver el problema y seguir adelante con los proyectos personales. La consulta del perfil de crédito es cada vez más solicitada por las empresas que otorgan cualquier tipo de crédito. Las razones son entendibles.

La foto le pertenece a .LEOLO.

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.