Grandes deudas: cómo salir de ellas.

Cómo salir de deudas

Una bonita diablilla virtual vive en mi hombro izquierdo que me susurra con voz cálida y subyugante: "sí si, compra". Luego ya saben, el ángel con voz de madre "¿ya pensaste de cuánto va ser el saldo de tu tarjeta en el siguiente corte?

¿A quién creen que le hice caso? Poco a poco, caí en una cuenta que tenía una deuda que se salía de mi capacidad de pago. No sabía como medir mi capacidad de pago, la realidad me obligó a entenderlo, la fórmula es simple: cuando la suma de las obligaciones a tu cargo o sea lo que tienes que pagar mensualmente rebasa los ingresos que percibes, y además su saldo sube mes a mes, estás ya en un grave problema y es el momento de salir de ellas de la mejor manera.

El pago de nuestras deudas es una obligación a la que no podemos dar la espalda, por lo que lo más conveniente es definir una estrategia para pagarlas. Si te encuentras en una situación similar, te sugiero lo siguiente:

.

Primero debes cuantificar el monto de nuestro adeudo distinguiendo a quienes y cuánto adeudas a cada uno de tus acreedores a fin de que el panorama nos sea más claro.

El siguiente paso será adoptar lo que llamaremos "dieta de impulsos y emociones" que consiste en una imposición que nos hagamos de no gastar en la compra de productos o servicios que no necesitamos, salvo aquellos que nos exige la vida en su más simple concepto.

Una vez detectados los conceptos que califiquemos como excesivos o innecesarios, obtengamos la suma de ellos; el resultante será la cantidad adicional que destinaremos al pago de los adeudos. Con este cálculo indicado determinaremos el orden en que saldaremos los adeudos, lo que puede hacerse de dos maneras: iniciando con el de mayor saldo, o las que lo tengan menor.

Esta elección ciertamente conduce al mismo resultado que es pagarlos todos, pero el orden para hacerlo tiene mucho que ver con la motivación que represente.

Si pese al cálculo del ahorro en la corrección de malos hábitos de compra no te sea posible cumplir en cantidad y tiempo con las cantidades a pagar, lo mejor es busques a tus acreedores y entérales de la situación.

La posibilidad de mora en los pagos es una eventualidad común a las empresas financieras de crédito, pero es mejor te anticipes a la acción de negociación del adeudo, que enfrentar una demanda judicial. Así tendrás mayor oportunidad de negociar, si no una tasa de interés más baja, sí al menos que nos te concedido un mayor plazo para liquidarla..

Otra manera de enfrentar la imposibilidad de pago es consolidando los créditos en uno sólo, lo que se deberás plantear a tus acreedores buscando su aprobación. La selección de la empresa que financiará tal operación será la que te ofrezca cobrar el menor interés y conceda el mayor plazo, aunque ello a la larga te represente un pago mayor que el original.

Nunca debes dejar de ser cumplido en pagar la cantidad que se te pide, en el plazo señalado en el estado de cuenta, ya que haya sido buena o mala, tu conducta quedará registrada en el

expediente de la empresa que haya financiado tus compras. Es importante precisar que el cumplimiento dentro del plazo que se indique también genera un registro que formará parte del reporte de crédito individual que de tí existe en el sistema financiero mexicano.

Es importante recordar que no debemos hacernos de nuevas deudas y menos para cubrir otras, es parte fundamental de nuestra estrategia para solucionar el problema.

Con calma hagamos un listado que contenga los gastos indispensables para el sostenimiento del hogar, incluyendo en primer término los alimentos, educación, telefonía, energía eléctrica, agua, impuesto predial y gas, cuando menos eso fue lo que me aconsejó mi ángel, su voz no es encantadora, pero tiene la razón.

La foto le pertenece a Saguayo

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.