Cuatro secretos para sacarle jugo a tu tarjeta de crédito

Vive mejor

Hoy me desperté de buen humor y con ganas de ser muy generoso, así que he decidido revelarles mis secretos para obtener el máximo provecho de las tarjetas de crédito

Con el paso de los años la tarjeta de crédito se ha convertido en un gran apoyo para mi administración financiera. Gracias a ella he podido ahorrar en mis gastos y me ha salvado de requerimientos urgentes de dinero como el pago de cuentas de hospital y de medicamentos. Todo esto sin pagar un centavo en intereses.

¿Quieres saber cómo? Aquí van mis cuatro secretos para sacarle jugo a mi tarjeta:

  1. El más importante es que pago el total del saldo cada mes. La tarjeta sólo me sirve para planear mis gastos habituales, no para financiarlos, de modo que de mis ingresos mensuales tengo destinado el dinero que me servirá para pagar todo el dinero gastado durante el mes anterior.

  2. Cuido la fecha de mi corte. Hay gastos importantes en monto, como la reparación de mi auto o la compra de algún mueble o accesorio de cómputo que puedo financiar hasta por más de cuarenta días. Simplemente programo el gasto para que sea el día inmediato a mi fecha de corte y listo, lo pagaré casi en más de un mes, lo que me permite organizarme para tener el dinero que necesitaré para liquidar el saldo total.

  3. Pago mis gastos habituales con mi tarjeta. El pagar el "súper", la gasolina y los restaurantes con mi tarjeta, me permite tener un control muy claro de lo que gasto y en qué. Así, si uno de estos rubros se eleva durante el mes, analizo lo que estoy haciendo para evitar salirme de mi presupuesto.

  4. Con mucha premeditación aprovecho los pagos de meses sin intereses. Esto es lo que más me gusta. Crédito real sin intereses. Este beneficio lo puedo aprovechar muy bien, pero nunca hago una compra impulsiva con esta modalidad de pago. Siempre lo planeo, La verdad es que hay muchas cosas que se pueden pagar a meses sin intereses, pagos necesarios que de otro modo desequilibrarían nuestros gastos mensuales, como por ejemplo la tenencia, llantas para mi auto, vacaciones. Claro que me tengo que volver un cazador de promociones, pero vale la pena.

Me pasa frecuentemente que el dinero que manejo en efectivo "se desaparece"sin darme cuenta. Tengo que quebrarme la cabeza para recordar las propinas, los estacionamientos y todos esos pagos menudos difíciles de controlar, por ello, cada vez que puedo, lo pago con tarjeta, eso me ayuda a tener un mayor control de lo que gasto.

Los pagos con tarjeta son también un modo de garantizar mis compras, pues el antecedente queda muy claro de modo que si algún proveedor se niega a resolverme algún problema el comprobante de pago me sirve muy bien para identificar el día y la hora en que realice la operación y e sun elemento muy contundente para cualquier aclaración que haya necesidad de hacer.

La foto le pertenece a Federico Picone

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.