Las nuevas reglas para cálculo de pago mínimo en tarjetas de crédito no varían la estrategia ideal

Cómo salir de deudas

En ocasiones la situación económica no te deja otra opción, pero cuando estés en posibilidades de evitarlo no tengas la menor duda: no pagues el mínimo de tus tarjetas, pues es una mala decisión financiera, que afecta tu economía, aun cuando en el estado de cuenta los bancos te indiquen que todo está en orden.

Si no lo crees, sólo tienes que hacer un breve ejercicio, con tu estado de cuenta en mano, en esta calculadora, que facilita la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financiero).

Hasta hoy pagar el mínimo puede duplicar y en ocasiones hasta triplicar tu deuda original, lo que sin duda sangrará tu economía. Además de que la deuda puede llevarte años en ser liquidada.

Es por esto que a partir de enero, este riesgo se reducirá un poco ya que el Banco de México ha emitido nuevas reglas para el pago mínimo de tarjetas de crédito. Esto podría significar para los usuarios de tarjetas de crédito que paguen de este modo un aumento en el monto, pero las medidas evitarán que estas deudas se alarguen demasiado.

La fórmula que se aplicará, no es fácil de entender, pues estará compuesta de dos cálculos, uno basado en el adeudo, otro en el monto de la línea de crédito. Se aplicará el que resulte más alto. Pero por fortuna serán los bancos quienes están obligados a hacer estos cálculos para determinar el mínimo a pagar en las tarjetas.

No obstante estas medidas, el consejo no varía: se debe pagar mucho más del mínimo. La fórmula ideal, como lo hemos repetido en diversas ocasiones, es pagar el saldo total. La insistencia vale la pena, pues las estadísticas indican que sólo el 20% de los usuarios de tarjetas de crédito, hacen un uso adecuado de las mismas

La foto le pertenece a kyz

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.