La prevención es el único camino viable ante los seductores que buscan defraudarte

Vive mejor

Su nombre quizás no les diga nada Frank W. Abagnale. Pero si les recuerdo que Leonardo di Caprio lo interpretó en la película "Atrápame, si puedes" muchos de ustedes sabrán de quien estoy hablando. Frank encarna al sujeto cautivador que con una franca sonrisa te defrauda y todavía le das las gracias cuando se va. Este tipo de personas son cautivadores por excelencia: bien vestidos, cultos elegantes, seguros de sí mismos, están preparados para decirte lo que quieres escuchar y para explotar tus sentimientos a fondo para obtener lo que quieren. Son inteligentes y perfeccionistas. Su autoestima es tan alta que todos terminan creyendo en él, uno se siente casi culpable si se atreve a dudar de su palabra. Pero él no dudará ni por un instante en engañarnos.

"La seducción -escribe la psicóloga Miriam del Campo Yecora- supone la intencionalidad de generar interés por lo implícito, una forma de comportarse para conseguir una respuesta de los otros, de recoger en lo imaginario lo que deseo en la realidad influenciando con habilidad en otra persona con algún propósito. El proceso de la seducción implica una serie de comportamientos que configuran una estrategia de intencionalidad, un conjunto de interacciones interpersonales con una intencionalidad implícita"

Las personas que creen que tiene buen ojo para conocer si pueden confiar en los demás, deben preguntarse si no están imaginando lo que desean en realidad, simplemente porque la persona es agradable.

En nuestro país tenemos que ser especialmente cuidadosos en quienes damos nuestra confianza, pues el latino tiene una fama muy bien ganada de cautivador. Sólo hay que recordar a Porfirio Rubirosa Arizael polémico diplomático dominicano, que se hizo famoso por sus matrimonios con bellas y ricas mujeres. Incluso se dice que su fama de conquistador inspiró nada menos que al personaje de James Bond. A pesar de no poseer dinero, hubo un tiempo en que quiso ser boxeador, vivió una vida llena de lujos y placeres. A él se le atribuye la frase -"Para conquistar mujeres ricas no hay que ser rico, solo aparentarlo..."

Por su parte Frank W. Abagnale, generó cheques falsos por 4 millones de dólares en 26 países, tuvo 8 personalidades diferentes entre ellas piloto y abogado. Ahora es un millonario consultor especializado en fraudes económicos. En su sitio web escribe lo siguiente: "debido a que el castigo por el fraude y la recuperación de fondos robados son tan raros, la prevención es el único camino viable de acción".

La foto le pertenece a wikimedia commons

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.