¿A quién beneficia que los deudores del fisco se reportan a los burós de crédito?

Cómo salir de deudas

La reciente decisión de la Suprema Corte de Justicia sobre considerar constitucional que el SAT envié los datos de las personas que deben al fisco ha generado inquietud entre muchas personas que argumenta que esta decisión afectará la economía nacional pues ahora la gente se volcará al mercado informal en todas sus actividades debido a que ya no podrán obtener créditos para comprar en el mercado formal.

Éste es un punto de vista que desafortunadamente analiza la información desde una perspectiva negativa del concepto del crédito. Procede de una cultura del "no pago" que, irónicamente no afecta a las instituciones que cuestiona, en realidad afecta a quienes pagan impuestos y sus créditos en tiempo. La mayoría de las personas que trabajan como empleados de una empresa o institución, pagan sus impuestos, lo quieran o no, porque la retención es una obligación de quienes lo contratan. Estas personas compran casas y bienes a crédito y son las que resultan afectadas por aquellos que consideran que es mejor no pagar sus impuestos y las deudas que decidieron aceptar con su propia firma.

¿De qué manera resultan afectadas? En lo referente a impuestos a nadie le gusta que sólo una porción de los obligados a pagarlos lo haga, mucho menos si uno pertenece a este grupo. El reducido grupo de personas que pagan sus impuestos es el que sostiene los proyectos del gobierno. El resto sólo los disfruta. En lo que se refiere al crédito, debemos recordar que los bancos son en primer lugar negocios que buscan utilidades. Si las personas que no pagan sus deudas crece de manera significativa, entonces suben las tasas de interés, si se reduce, las tasas podrían bajar. Esto significa, al igual que los impuestos, que los que sí pagan sus créditos terminan pagando las deudas de los que no lo hacen.

Es por esto que no es conveniente olvidar que los burós de crédito en realidad son instituciones que no sólo benefician a las empresas que dan crédito, benefician también a las personas que sí están pagando sus impuestos y sus créditos. Los hechos lo demuestran, como en la declaración del SAT en donde reconoce que el hecho de que se mande el listado de las personas que no cumplen con sus pagos de impuestos mejoró la recuperación de adeudos en 43%. (Liga 2)

Es verdad que con la crisis un importante número de personas perdieron su empleo y con ello su capacidad de pago de sus créditos. Este problema es particularmente importante en adeudos de hipotecas o en la necesidad en la que se vieron las familias en cubrir sus compromisos con tarjetas de crédito, con la esperanza de que su situación financiera se recuperaría en cuanto la gente recupere sus créditos. Este grupo de personas están viviendo una situación muy dolorosa que debe ser analizado de forma especial. No es conveniente generalizarla al resto de las personas que pagan impuestos y solicitan créditos. Para las personas responsables que reconocieron su situación financiera demasiado tarde, los bancos están dispuestos a renegociar estos adeudos para resolver su problema, aunque esto no quiere decir que esto no les afecte de modo importante su economía y su historial de crédito. El problema se agudiza en aquellas personas que siguen adeudándose sin saber cómo mejorará su situación financiera en el futuro inmediato, para estas personas lo más importante es detener su endeudamiento.

Al final de todo, quien termina pagando los platos rotos es el ciudadano cumplido que paga sus impuestos y es responsable con sus créditos. Para él le toca responder con impuestos por todos aquellos que han decidido gozar de los beneficios que ofrece el Estado, sin ofrecer a cambio ningún compromiso en pago de impuestos. También le toca ayudar a liquidar los adeudos de los que no pagan mediante tasas de interés más altas.

La foto le pertenece a /shiro

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.