No confíes ni en tu mente para hacer un presupuesto

Cómo salir de deudas

¡Increíble! A pesar de lo que se dice de los mexicanos, al parecer si somos organizados, pues el 70% de las personas lleva un registro de sus gastos Cuando menos esto es lo que se refleja en una reciente encuesta realizada por Profeco, de 1,325 participantes del Distrito Federal y área conurbada, el 34% lo hace de manera detallada -llevando apuntes o en medios electrónicos- y el 36% lleva un control mental (qué buena memoria)

Según la "Encuesta sobre presupuesto y riesgos financieros" del 30% de la muestra que no lleva un presupuesto, al 22% sí le gustaría hacerlo, mientras que el 8% restante argumenta que no tiene tiempo, que es muy complicado, no le interesa y finalmente que no sabe cómo hacerlo.

Este desconocimiento o apatía por llevar un presupuesto provoca generalmente "no llegar a la quincena", independientemente de la cantidad que se reciba. Las soluciones para salir del paso son los préstamos y aunque pedirlo a familiares y amigos ocupó el primer lugar con un 74%, el uso de tarjeras de crédito tiene un 17%, porcentaje que es muy superior al 2% que dijo contar con ahorros para imprevistos.

De las personas encuestadas el 53% es consciente de que debe reducir sus gastos. Los rubros que más fueron mencionados fueron: ropa, calzado y accesorios; alimentos y bebidas no alcohólicas; cine, teatro, restaurantes y bares; y telefonía fija, celular e internet.

En resumen, redactar un presupuesto es un problema para siete de cada 10 mexicanos y para más de la mitad es importante reducir sus gastos.

El reto es que nos guste o no, es mucho más útil hacer un presupuesto por escrito, pues esto nos ayuda a hacernos conscientes de nuestros gastos y a tener una mejor planeación. Hacerlo mentalmente no funciona, pues nuestros cerebros nos juegan muchas trampas para dejar pasar ciertos detalles en los gastos que no queremos ni recordar.

Para construir un presupuesto familiar debemos proyectar futuros ingresos incluyendo las aportaciones de cada integrante de la familia. También es necesario incluir los ingresos extras como por ejemplo la renta de algún inmueble.

Una vez anotados los ingresos, tendremos que empezar a restar cuando apuntemos todos los egresos: Obviamente debe quedar saldo a favor, si no estamos en problemas y habrá que actuar como los buenos empresarios, recortando gastos empezando por los menos necesarios.

Una columna que también debes incluir es una que esté destinada al pago de deudas, en caso de que las tengas. Esto te va a servir para monitorear tu nivel de endeudamiento y saber cuánto te falta para terminar de pagar o en todo caso, si es posible adquirir nuevos créditos.

Recuerda

1. Este presupuesto te ayudará a proyectar todos los gastos familiares en un periodo determinado, de acuerdo a tu ingreso. Esto va a implicar que te hagas consciente de cuánto gastas, eliminar gastos innecesarios para lograr un ahorro que mejore tu estilo de vida.

2. El presupuesto debe ser hecho en papel o en computadora, tiene que ser un documento que puedas ver y compartir con tu familia.

3. Después de haber anotado ingresos y restar tus egresos debes tener un saldo positivo, si esto no ocurre es necesario eliminar algunas compras y servicios innecesarios.

4. Cuando empieces a ahorrar podrás adquirir nuevas inversiones, o realizar algún gasto que mejore tu calidad de vida

Fuente

La foto le pertenece a alamosbasement

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.