Conoce las oportunidades que se ofrecen a emprendedores decididos a cambiar su destino

Haz patrimonio

El emprendimiento es inherente a la naturaleza humana. Cuando una persona decide que va a tomar el destino en sus manos y no esperar a que los demás (jefe, familia o gobierno) les resuelvan sus problemas, esta persona se convierte en emprendedor.

Aunque no se necesita crear un negocio formal para ser emprendedor, lo aconsejable es hacerlo. La razón principal es que un emprendedor que se convierte en empresario incrementa de manera significativa su capacidad para generar los resultados que desea.

Hay muchos mitos respecto a lo que debe tener un emprendedor para tener éxito. La realidad es que lo tienen personas que a veces muy dispares entre sí, lo único que probablemente tengan en común es su tenacidad y su pensamiento práctico. Otras características convenientes para un emprendedor son: la capacidad organizativa, el ser analítico, entusiasta, innovador, optimista, flexible, dinámico, capaz de asumir riesgos, creativo y orientado al crecimiento.

El emprendedor que se convierte en empresario es sumamente importante para el desarrollo del país. Genera riqueza, empleo, paga impuestos y contribuye al desarrollo de su comunidad y su entorno.

Esto hace que entidades gubernamentales tengan muchos programas de capacitación, financiamiento, incubadoras, asesoría y hasta becas. Son programas que te pueden ayudar si la cosquilla del emprendimiento ronda por tu cabeza. Conócelas se llama México Emprende.

La foto le pertenece a Adolfo Abalo

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.