Si cuando ganas pierdes es tiempo de prepararte para el éxito

Haz patrimonio

Me ha pasado a mí, les ha pasado a varios de mis amigos y conocidos; incluso he visto que le ha pasado a empresarios exitosos e inteligentes: cuándo se han vencido los retos más difíciles y al fin llega e dinero, la posibilidad de perderlo fácilmente se incrementa de modo casi inevitable.

Las razones son variadas. Algunos perdieron su dinero porque buscan diversificar su inversión y resultó que las nuevas ideas de negocio no son tan buenas como la primera. Otros por exceso de confianza fueron timados; algunos más por falta de información perdieron el control; otros más cayeron víctimas de sus propias debilidades personales, gastando no sólo lo que ganaron, si no lo que debían de pagar a sus proveedores.

La razón de este riesgo en realidad no es una especie de karma, es simplemente que en la vida nos hemos preparado para la guerra, pero no para lo que se va a hacer después de la victoria. En todos los casos que he mencionado, lo que ha ocurrido en la realidad es que quienes han perdido su dinero les ha pasado esto porque no estaban preparados, ni contaban con la suficiente información y contactos para manejar sus excedentes.

Si lo pensamos un poco, eso nos pasa en casi todos los planos de la vida, pero es especialmente riesgoso cuando de dinero se trata, pues es mucho más fácil perderlo que ganarlo. Por lo tanto es aconsejable que te prepares. Seas empleado o empresario, cualquiera que sea tu estatus, si lo que deseas es tener éxito, prepárate en lo que harás cuanto éste llegue.

Esto es algo que te llevará tiempo, pues pronto descubrirás que hay muchos aspectos en los que no has pensado y que en realidad necesitaras tiempo para conocerlos a fondo. A continuación te sugiero algunos temas en los que puedes empezar a estudiar y a consultar a expertos en el tema. Pero obviamente cada caso es personal, por lo que la lista no es exhaustiva. Lo importante es estar listo para tomar las mejores decisiones cuando el momento lo amerite.

Estados financieros. Este conocimiento es vital. No todos son ingresos y egresos. El entender un estado financiero te permitirá tener una visión mucho más clara de tu negocio o incluso de tu persona, si es el caso.

Impuestos. No dejes todo al contador. Hay incentivos fiscales, cambios en la facturación, nuevas formas de clasificación de gastos y deducibles. Si estás al día con los cambios, podrás en conjunto con tu contador diseñar la mejor estrategia para tu negocio desde el punto de vista fiscal

Inversiones. En este tema hay diversas opiniones y estrategias. Están desde los que siempre aconsejan invertir en bienes raíces hasta aquellos que hablan de saber invertir en la bolsa de valores. Las inversiones están directamente vinculadas con el monto a invertir y el conocimiento de quien lo hace. La sugerencia es que lo hagas en aquello que realmente conoces.

Leyes. Este es un amplio terreno, pues hay muchas, pero el conocer las que atañen a tu negocio es básico. De no hacerlo no te protegerás adecuadamente y tarde o temprano gastarás más y quizás en momentos inadecuados.

La foto le pertenece a adactio

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.