Más vale prevenir que lamentar un mal uso de sus tarjetas de crédito

Vive mejor

¿Cuántos de nosotros revisamos realmente los vouchers que nos dan cuando pagamos con tarjeta de crédito? ¿Cuántos guardamos los comprobantes de pago para corroborar que estos coincidan con nuestros estados de cuenta cada mes? ¿Realmente estamos al pendiente de la persona que nos cobra al momento de que éste desliza nuestra tarjeta en la terminal bancaria?

La realidad es que por muy cuidadosos que seamos con el uso de nuestras tarjetas, seguramente alguna vez nos hemos distraído, olvidando que con las nuevas tecnologías de la información basta un click para delinquir y hacernos pasar un muy mal rato.

En una reciente entrevista que realizó el periódico La Jornada a Víctor Chapela, director general de Smart Security Services-México -empresa especializada en seguridad informática-, el ejecutivo aseguró que el robo de identidad en las tarjetas de crédito es un delito que a escala mundial deja "ganancias" por más de 100 mil millones de dólares al año, y en México ya se alcanzan los 5 mil millones de pesos en robos.

Chapela advirtió que dicho delito cada vez es mayor, lo mismo que su rentabilidad, pues ahora ya no basta con robarse una tarjeta de crédito, sino que un "negocio" más lucrativo es de hurtar bases de datos completas de cientos de millones de datos de tarjetas. En un día, el fraude con plásticos bancarios puede ascender hasta 205 millones de dólares.

Desafortunadamente si ese robo se comete en un país donde no se cuenten con tratados de extradición, la probabilidad de que quien lo cometió vaya a la cárcel es prácticamente nula.

Así como la era digital nos ha venido a facilitar muchas tareas, justamente es el manejo de estas inmensas bases de datos -utilizadas por grandes consorcios y empresas de telecomunicaciones- lo que nos hace vulnerables a este tipo de delitos.

"La información que contienen las tarjetas de crédito (número, banda magnética, PIN y bank loguin -del usuario del password-) es lo más valioso que hay en nuestros días, porque se puede robar desde México o en Estados Unidos y usarla en China para comprar algo en la India", dijo el ejecutivo.

El robo de identidad y los fraudes, que pueden cometer con nuestras tarjetas de crédito y debito, son delitos que no está en nuestras manos controlar o castigar, pero lo que sí podemos hacer es prevenir ser víctimas de este tipo de delitos siguiendo estos sencillos tips de expertos.

Firme su tarjeta: Aunque parezca increíble hay muchas personas que no firman su tarjeta de crédito al recibirla. Una simple firma nos dará mayor seguridad en caso de pérdida o robo. Ahora que si su tarjeta es una reposición porque al anterior ya no sirve o ya caducó, asegúrese de destruir con unas tijeras la anterior.

Memorice su PIN: Lo aconsejable es que se aprenda de memoria su número de identificación personal (PIN), pero si considera que su memoria es muy mala lo mejor es que nunca escriba su PIN en la misma tarjeta o lo guarde en el mismo lugar donde guarda su plástico. Bajo ninguna circunstancia proporcione su número de tarjeta de crédito u otra información personal por teléfono, a menos que usted pueda verificar que en verdad está hablando con su banco o con un comerciante de fiar.

En el cajero: Por mínima que sea, si usted nota alguna actitud sospechosaen el cajero automático al que acuda o si éste retiene su tarjeta sin razón aparente, de aviso a su banco de inmediato. Si esto le ocurriera por la noche o en un momento en el que el banco no le pudiera atender personalmente, hable por teléfono y cancele su tarjeta. Por ningún motivo acepte ayuda de gente extraña.

Sea precavido: Evite ser víctima de fraudes por suplantación de identidad. No le preste su tarjeta a nadie, incluso familiares y amigos. Todas las compras que se hagan deberán ser pagadas por usted, así que también verifique los pagos detallados en su estado de cuenta y compárelos con las copias de los recibos de sus compras. Guarde un registro de sus números de cuenta de las tarjetas de crédito y débito para que, en caso de extraviarse su tarjeta, pueda informarle rápidamente a su banco. Revise que en sus recibos de pago efectivamente se registre la cantidad que gastó.

Finalmente, no está por demás recomendarle que siempre mantenga sus cosas bien vigiladas, que no lleve consigo todas sus tarjetas y mucho menos que las tenga en su cartera. En caso de robo será lo primero que quiten.

La foto le perteneca a squeakymarmot

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.