Los burós de crédito ¿son palabras que te deben dar miedo?

Vive mejor

En torno a los burós de crédito se entretejen una serie de mitos, prejuicios y emociones de toda índole. Algunas personas piensan que los burós de crédito son una especie de agencia gubernamental de cobranza que llaman en la madrugada a quienes deben, mete a la cárcel a los incumplidos y construye una lista negra de la que es imposible salir. Nada hay más alejado de la realidad. La existencia de los burós de crédito permite a las instituciones que otorgan algún crédito contar con información de sus clientes -previa autorización de ellos mismos- para conocer su historial de crédito. Esto le permite a estas empresas otorgantes de crédito ser mucho más ágiles y ofrecer tasas de interés mucho más competitivas, ya que al conocer los hábitos de pago de sus clientes tiene mayor certidumbre para recuperar su cartera.

En realidad la existencia de los burós de crédito nos beneficia en lo personal -ya que podemos contar con información de lo que ocurre con nuestro nombre en un amplio número de empresas-, y beneficia en lo general evitando un costo mayor a las tasas de interés, de por sí ya altas en nuestra economía.

Similar a lo que ocurría en las sociedades primitivas que al recibir una mala noticia, los jerarcas de la tribu mataban al portador de la misma, como un modo mágico e inútil para conjurar el peligro de la noticia que portaban, a los burós les toca pagar los platos rotos por los problemas de crédito de las personas y las instituciones, siendo sólo un portador de malas noticias.

Es por esto importante conocer y entender lo que son los burós de crédito, quienes lo controlan y como funcionan es básico para mantener un perfil de crédito saludable y las consecuencias de no cuidarlo

Quizá pienses que ya lo sabes todo, pero ¿estás seguro? Compruébalo en este test que hace ProdigyMSN

La foto le pertenece a pedrosimoneas7

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.