Blog

Ventajas de dar una buena impresión

La influencia de la imagen

"Cómo te ven te tratan". Esta máxima molesta a muchas personas, especialmente a jóvenes que quieren ser diferentes y lo expresan a través de su imagen. Pero hay una razón para que esta frase resulte cierta y debe ser considerada para nuestros objetivos.

La mayoría de nosotros creamos una imagen de nuestra persona pensando en un canal de expresión, pero muy pocas piensan que es también un forma de controlar lo que queremos alcanzar. En efecto nos vestimos para mostrar lo que somos con la convicción de que la gente lo entenderá, pero en esta expresión (que puede tener una alta dosis de creatividad, originalidad o pertenencia a un grupo) no considera el contexto o marco de percepción del que nos mira, a menos que pertenezca al mismo grupo al que nostros pertenecemos

Tu decides si te vistes para expresar lo que eres o para decirle al mundo lo que quieres alcanzar del modo en que la gente lo pueda interpretar correctamente. En la primera posicón consideras tu propio marco de percepción, en la segunda tomas en cuenta el marco de percepción de la gente en la que deseas influir.

Si decides que para alcanzar tus objetivos buscarás conectarte con el resto de las personas del modo en como quieres ser percibido, entonces la imagen debe corresponder a lo que el mundo espera que seas para que crean en tí.

Los políticos saben esto muy bien y por eso se visten y se expresan de modo tal que el público al que quieren influir los entienda. Aunque en el contexto el que está parezca repetitivo o demasiado obvio en lo que dice.

Del mismo modo, si quieres ganar credibilidad en lo que haces, dices y eres, no escuches a tus compañeros, amigos o familiares, piensa en la gente en la que quieres influir y busca causarles la mejor impresión posible.

La primera impresión

"No hay una segunda oportunidad para una primera impresión"

Esta frase quizás la has escuchado y es posible que no le des la debida importancia, a pesar de que pueda afectarte en todas tus relaciones personales, tanto de amistad, trabajo y en la sociead entera. Se trata de un hallazgo de la comunicación social. La gente graba de ti la primera impresión, el primer pensamiento que le llega a la mente de tu imagen y difícilmente la cambia.

Si la impresión que causas es de una persona limpia, cuidadosa y confiable, la genteque te conoció bajo estos términos tenderá a pensar que eres así, aunque después tu imagen no esté tan limpia o cuidad. Por supuesto que la gente cambiará, pero siempre estará la imagen que lograste en la primera impresión.

Por esta simple razón debemos cuidar nuestra imagen, si nuestro éxito depende de que la gente crea de ti.

Pero cuidado no pienses que esto sólo le pasa a los políticos o a los artistas. Nos pasa a todos. La mayoría de nostros necesitamos demostrar que somos confiables en loq ue hacemos, así seamos plomeros, choferes, doctores, vendedores o directores de una empresa o escuela. En todos los casos la impresión que causemos en los demás será determinante para poder tener aceptación en lo que decimos y crediblidad en lo que pedimos, así sea al otrogar una calificación como profesor o al firmar una cotización como vendedor. La credibilidad es determinante prácticamente para cualquier actividad personal.

La buena impresión en las finanzas personales

En el mundo económico la buena impresión es fundamental. Por ejemplo, algunos vendedores de bienes raíces lo han aprendido en ocasiones con experiencias amargas: abundan las historias de compradores que fueron ignorados, pero que venían dispuestos a comprar, con una bolsa, maleta a caja, con dinero en efectivo para pagar su casa de contado. ¿La razón por la que fueron ignorados? Los clientes no parecían tener dinero para comprar, básicamente porque venían muy mal vestidos.

Lo contrario también ocurre: personas que por su personalidad, trato y apariencia reciben toda la atención de los vendedores, pero que la compra no se realiza porque al verificar su Reporte de Crédito están en problemas por retraso en sus pagos.

Por supuesto estos son casos extremos y es altamente probable que tu no caigas entre ellos, pero son buenos ejemplos para resaltar la importancia de causar una buena primera impresión, si vas a buscar un crédito, trabajo o una nueva amistad.

Si causas una buena impresión, la gente buscará ayudarte para obtener un crédito, o para hacer un negocio, las personas estarán más dispuestas a ayudarte, darte más información, consejos y recomendaciones para que logres tus objetivos.

La forma de vestir es fundamental, una clave para tener éxito es armonizar con el ambiente social a donde se vaya. Si se va a una oficina en donde se vista la gente muy formal, lo recomendable es vestir de forma similar; lo mismo debe hacerse si se va a un club social en donde la gente viste de forma casual, pero buscando verse muy bien.

La confianza en uno mismo también cuenta

Una vez resuelto este primer punto el siguiente paso es la seguridad en sí mismo. De acuerdo con expertos en comunicación personal sólo el 10% de lo que decimos es tomado en cuenta por nuestros interlocutores, el otro 90% se asimila en la forma en como hablamos, nuestras posturas, énfasis de la voz y cualquier señal de comunicación no verbal presente en la conversación.

La sonrisa, la energía en la voz y en nuestros movimientos, el hablar lento acompañando del movimiento de las manos de forma tranquila pero segura, juegan un papel clave en esa primera impresión. Tampoco debe olvidarse mirar a los ojos a los interlocutores, esto refleja confianza, honestidad y refuerza la imagen de seguridad en sí mismo.

Todo es cuestión de práctica

De acuerdo con expertos es importante practicar estas técnicas de forma regular para lograr dar la mejor impresión posible, se debe ir paso a paso, estudiando la postura, el modo de hablar, el movimiento de nuestras manos.

Lo que se dice también cuenta, la mejor forma de sobresalir es conectándose con la gente, es decir buscar que las personas se sientan cómodas en la conversación. Evitar temas polémicos o que causen controversia, pero evita caer en frase comunes que nos hagan "desaparecer" de la conversación: temas como el calor, o el tráfico son demasiados comunes para lograr sobresalir con ellos.

Si va a hablar de ti, estudia la forma de decir lo que haces, sin mencionar títulos o nombres de empresa, destacando tus habilidades y te experiencia: "diseño logotipos para las empresas de Fortune 500". También en este caso debes de practicar y probar la mejor frase impactante que defina tu profesionalismo.

Pero lo más importante que debes recordar al querer causar una buena impresión es la honestidad, no trates de fingir lo que no eres; por el contrario, busca tus fortalezas y preséntalas en primer lugar. La comunicación que establecemos con las personas es mucho más rica de lo que imaginamos, la gente intuye cuando eres sincero, abierto y honesto con lo que dices.

Fuente

Mentalidad de riqueza

Dinero fácil

Cómo obtener dinero según la ciencia

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.