Blog

Tarjetas de crédito básicas en México

Gracias a la Ley de Instituciones de Crédito vigente en México, los otorgantes de tarjetas de crédito están obligados a ofrecer, bajo ciertas condiciones, tarjetas de crédito básicas que se caracterizan por no cobrar comisiones de apertura ni anualidades.

Podrían ser las más baratas de México, pero esto no es necesariamente cierto, si se usa como instrumento de crédito y no de pago. Es decir, si no se paga el saldo total para no pagar intereses, los usuarios de estas tarjetas tendrán que pagar intereses y en ese sentido no tendrían que ser necesariamente más económicas, debido a los intereses sujeto a los valores del mercado y de las condiciones de las institución de crédito otorgante.

¿Qué es una tarjeta de crédito básica?

La definición corta: son tarjetas de crédito que no cobran anualidad ni ningún otro concepto, que funcionan igual que cualquier otra tarjeta, pero que no necesariamente tienen todo los servicios agregados que las instituciones de crédito ofrecen como valores adicionales a sus productos.

Sin embargo, el artículo 48 Bis 2 de la Ley de Instituciones de Crédito (LIC) en México ofrece una definición más larga pero muy precisa de lo que debe entenderse como tarjeta de crédito básica:

“Las instituciones de crédito que otorguen a personas físicas aperturas de crédito en cuenta corriente asociados a tarjetas de crédito, estarán obligadas a mantener a disposición de sus clientes que sean elegibles como acreditados, un producto básico de tarjeta de crédito cuya finalidad sea únicamente la adquisición de bienes o servicios, con las siguientes características:

I. Su límite de crédito será de hasta doscientas veces el salario mínimo general diario vigente en el Distrito Federal;

II. Estarán exentos de comisión por anualidad o cualquier otro concepto;

III. Las instituciones no estarán obligadas a incorporar atributos adicionales a la línea de crédito de dicho producto básico.”

LIC


Puntos clave

De lo que se desprende del texto de estas reglas de funcionamiento son puntos interesantes para analizar:

1. Son obligatorias

Todas las instituciones que otorguen tarjetas de crédito están obligadas a ofrecer éstas , como veremos más adelante este punto se cubre de una manera ambigua por las tarjetas de crédito analizadas. En ese aspecto la ley es muy clara, si el solicitante aprueba los requisitos de crédito solicitados por la institución, ésta está obligada a ponerla a su disposición.

Este aspecto es muy importante de conocer para todos aquellos que quieran tener acceso a este producto, ya que es notable que las instituciones de crédito podrían no ofrecerla por ser un producto que ofrece menos rentabilidad.

2. El límite de crédito es bajo

Doscientos salarios mínimos diarios como límite máximo de crédito es una suma razonable para la mayoría de los usuarios de las tarjetas de crédito. Sin embargo, esta imposición refleja que el producto está destinado principalmente para personas que no requieren grandes montos de crédito, lo que está en concordancia con lo que analizamos con las tarjetas de crédito más caras justamente por comisiones de renovación. Se puede decir que es un producto de nicho, aunque sea una obligación por parte de los otorgantes de crédito.

3. No hay valores adicionales

En general uno puede pensar que este punto no es muy importante, pues pueden tratarse de promociones o puntos de recompensa, pero hay un punto que la ley deja el consumidor en una situación ambigua: los seguros de vida y contra robos. Este servicio que si ofrecen otras tarjetas y muchas de las básicas es un punto importante que se debe considerar si se quiere ser usuario de este producto, ya que es uno de los grandes diferenciadores de la tarjetas de crédito, con respecto a otro tipo de servicios de pago.


"Básica" no es igual para todos los bancos

A pesar de la claridad de la norma legal el criterio para definir una tarjeta de crédito básica es diferente para cada institución analizada. El criterio de ingreso puede ir desde cinco mil hasta veinte mil pesos mensuales y en un caso (Bancoppel) incluso no define criterios de ingreso.

Del mismo modo se pueden apreciar respecto a las tasas pueden ser fijas o variables, las restricciones de zona y la cobertura son diferentes. Lo más importante es, desde una perspectiva comparativa, es el Costo Anual Total (CAT) que quizás pueda ser el criterio más importante para hacer una comparación:

Nombre Comercial
Banco
Ingreso
Mínimo
Requerido*
Antigüedad
Empleo
TIMA CAT Tipo
de
Tasa
Pago
Mínimo
TARJETA DE CRÉDITO
ABCREDIT BÁSICA
Azteca $7,000 6 meses
60%
34.5%
Fija
1.5%
TARJETA DE CRÉDITO
BÁSICA HSBC
HSBC
México
$5,000 1 año
10.49%
47.4%
Variable
2%
TARJETA DE CRÉDITO
AFIRMA BÁSICA
Afirme
$8,500 6 meses 42.74%
49%
Variable 5%
TARJETA DE CRÉDITO
BÁSICA
Bancoppel $0 0 59.9%
59.9%
Fija
9%
TARJETA BÁSICA
Banregio
$10,000 3 meses
47.52%
64.2%
Variable 1.5%
TARJETA DE CRÉDITO
VISA BÁSICA
INTERNACIONAL
Banco
del
Bajío
$7,000 1 año
60%
79.6%
Variable 5%
BANORTE BÁSICA
Banorte
$10,000 1 año
69%
95.6%
Fija
1.5%
TARJETA DE CRÉDITO
BÁSICA
Intercam
Banco
$5,000 No
menciona
40%
No
informa
Variable 20%
LA TARJETA DE CRÉDITO
BÁSICA
AMERICAN EXPRESS
American
Express
$10,000 3 meses
54%
No
informa
Variable 1.5%
MI PRIMER TARJETA
BBVA BANCOMER
BBVA
Bancomer
$6,000 1 año 55.23%
No
informa
Variable 20%
TARJETA DE CRÉDITO
MIFEL BÁSICA
Mifel
$10,000 1 año 30%
No es
transparente
Variable 5%
SÍCARD BÁSICA
Invex $20,000 No
menciona
62%
No
informa
Fija
1.5%

TIMA: Tasa de Interés Máxima Anual

CAT: Costo Anual Total Promedio Ponderado por Saldo

Pago mínimo: porcentaje del saldo que se debe pagar como mínimo cada mes

*Pesos MX al mes


Variedad de criterios

Quizás el dato más notable es la diferencia de criterios para comparar las tarjetas de crédito básicas. El orden de las tarjetas de crédito básicas fue ordenada por CAT, pero en el caso de Banco Azteca sobresale que este dato sea inferior al de Tasa de Interés Máxima (TIMA) siendo que en este comparativo y en otros usualmente es más alto, un dato que debe de considerarse con cuidado si se desea contratar este tipo de tarjeta.

Lo mismo ocurre con el porcentaje de pago mínimo y otros valores agregados que detectamos, ya que tarjetas como la de BBVA Bancomer ofrece un produto con todos los servicios agregados incluidos, mientras que Invex no ofrece ningún servicio, incluso el de seguros de vida.

Estos diferencias deberían ser una alerta para las autoridades financiera que deberían tener más cuidado en garantizar que la información sea clara, transparente y diseñada bajo parámetros que permita la comparación.


¿Ganadores o perdedores?

Aunque el orden de aparición obedece al valor del CAT, en este caso consideramos que no es el único factor para considerar. Aspectos como la integración de seguros, los requisitos y la claridad en la información son claves para hacer la mejor elección.

En última instancia el CAT no es un factor determinante para aquellos usuarios más astutos que usarían esta tarjeta como medio de pago y aprovechar que no hay que pagar intereses por pagar el saldo para no generar intereses y tampoco anualidades.

En este caso, desde nuestro punto de vista las mejores tarjetas son las que ofrecen información más transparente y mejore valores agregados, que por cierto los banco no están obligados a ofrecer.

Como siempre los otorgantes de crédito menos recomendables son aquellos que ocultan información importante o la presentan de una manera confusa. En este sentido la cultura del consumidor es fundamental para anular esta práctica que perjudica el interés de sus clientes.

En este sentido pusimos en los últimos lugares a dos instituciones:

Banca Mifel porque la explicación sobre el CAT es confusa, lo que despierta un sentimiento de complejidad que aleja a las personas de la comprensión de una medida que tiene como fin comparar un producto con otro

Banco Invex porque siendo una tarjeta de crédito que está obliga a ofrecer a cualquier cliente que cumpla los requisitos de crédito, agrega una condición adicional al pedir que el consumidor requiere tener una tarjeta Sicard Plus o Platinum por un lapso de 18 meses. Sorprende, por cierto, la flexibliidad de criterio de las autoridades financieras al aprobar tácitamente esta condición.


Totaleros las usuarios ganadores

Quienes sacan las mejores condiciones de este producto son, sin duda los que pagan el saldo total para no generar intereses, porque, como lo hemos mencionado no pagan prácticamente nada por tener una tarjeta de crédito.

Los tarjeta habientes más astutos y experimentados puede obtener los mejores beneficios financieros desde esta perspectiva, sin caer el ilusiones que pueden no ser útiles en caso de recompensas o premios por consumo.

Aunque no es obligación por parte de los bancos, muchos tarjetas ofrecen pagos a meses sin intereses, lo que hace que el financiamiento pueda ser gratuito, algo inusual en las ofertas de los bancos.

Fuente


Otros comparativos que te recomendamos leer:

Los Neobancos en México

Wallets o billetaras digitales en México

Computadoras a crédito para trabajar en casa

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.