Blog

Qué hacer si te equivocas con dinero

Errores financieros

¿Hiciste una compra cara y compulsiva? ¿Estabas inusualmente feliz y eufórico e insististe en pagar la cuenta de todos en la cena con tus amigos? ¿Cediste a la presión de tus hijos y compraste obsequios excesivamente caros que rebasan tu presupuesto y planes originales?

Estos son los errores típicos que cometemos con dinero cuando actuamos impulsivamente, pero no son todos. En realidad todo el tiempo estamos tomando decisiones y nos enfrentamos a momentos en que podemos tomar una decisión errónea que tarde o temprano nos costará dinero.

Que hacer cuando te equivocas

Por extraño que parezca, lo primero que debes hacer es correr a un lavabo a lavar tus manos. De acuerdo con el doctor Dr. Jeremy Dean fundador y autor de ‘PsyBlog’ al momento en que nos lavamos las manos se envía un mensaje al cerebro que estamos limpiando el error con este acto, de modo que no sólo nos actuamos de forma correcta con la higiene, también nos purificamos de residuos mentales.

Los efectos psicológicos que menciona el doctor Dean son de gran utilidad práctica para recuperarnos y tomar mejores decisiones, pues al lavarse las manos ocurre lo siguiente:

Se recupera el optimismo

Se reduce la sensación de fracaso. En un estudio realizado por Kaspar (2012) los participantes que no tuvieron éxito en una tarea, y que después se lavaron las manos, se sentían más optimista que aquellos que no lo hicieron.

Un beneficio adicional, para el caso de las decisiones financieras erróneas, es que en el mencionado experimento el lavarse las manos también parecía reducir su motivación para volver a intentar la tarea.

Así que estaremos más optimistas, pero también menos dispuestos a cometer el mismo error, lo que puede ayudar a mejorar las decisiones para corregir el problema.

Se siente menos culpable

En la mente, la suciedad se asocia con la culpa, lo que en teoría al lavarse las manos no sólo se elimina la suciedad, sino que también elimina la sensación de culpabilidad.

En otro estudio se pidió a los participantes que pensaran en un comportamiento inmoral de su pasado y luego a una parte de ellos se le pidió usar una toallita antiséptica, y otra parte del grupo no.

Los que se lavaron las manos después de pensar en un comportamiento inmoral se sentía menos culpable. La toallita antiséptica había borrado literalmente su sentimiento de culpabilidad.

Esto es de gran utilidad para mejorar las decisiones financieras. Los números deben verse con la frialdad objetiva de la racionalidad, los sentimientos deben hacerse a un lado. Lavarse las manos eliminará los sentimientos de culpa que nos llevaron a cometer algún error, o a reconocerlo.

Se propicia autoridad moral

La sensación de limpieza afecta directamente a nuestra visión de otras personas. Cuando los participantes de un tercer estudio mencionado por el doctor Dean se lavaron las manos, hicieron juicios morales más duros en una amplia gama de temas. Pero -lo más importante- también calificaron su propio carácter moral más favorable en comparación con la de sus compañeros de estudios.

Muchas personas no manejan bien sus sentimientos de bienestar personal respecto al dinero, pueden sentirse tacaños o miserables al exigir un beneficio económico, pero al laverse las manos se podría lograr la justificación y autoridad moral necesaria para exigir lo que les pertenece o lo que fue hecho sin analizarse adecuadamente.

Se aleja la duda

A veces, cuando la gente toma la decisión equivocada, tratan de justificarlo fingiendo que era la decisión correcta. Esto se le conoce en psicología como disonancia cognitiva y es una forma en que las personas se consuelan a sí mismos.

Por ejemplo, al adquirir un auto con accesorios de lujo innecesarios, el comprador puede justificarse a sí mismos que “los necesita” para mantener su estatus o para usarlos en momentos importantes y se dedicará a buscar información que refuerce esta decisión impulsiva

También puedes leer:

Cómo salir de deudas

Casas de empeño mejor posicionadas

Neobancos en México

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.