Blog

¿Qué hacer cuando ya no puedes más con las deudas?

Si te desesperas se nubla tu mente, primero trabaja tu mente

Dice un dicho popular que en "la culpa llevas tu penitencia". El esfuerzo que debes hacer para resolver un serio problema de deudas es mucho mayor que el que habrías tenido de no haber tomado la deuda o de haber hecho un esfuerzo más temprano. Pero no es cuestión de lamentarse por los errores cometidos, sino de aceptar que el camino que estás por iniciar no estará libre de esfuerzos y de ciertas privaciones.

Los créditos hay que pagarlos, no trates de salir de otra forma que no sólo dañará más tus finanzas, sino tu tiempo, tu prestigio y tu futuro. y si te retrasas debes ponerte al corriente, cuánto más pronto mejor.

Si ya no sabes qué porque ya no puedes pagar tus deudas, tómate un respiro para planear, no actúes de forma impulsiva porque el estrés y un entorno de pesimismo provocado por malas noticias no permiten que tomemos buenas decisiones.

La solución está en tu interior

Suspende por unas horas todo lo que estás haciendo, toma un respiro, descansa tu mente con la idea de que al final de cuentas todo tiene solución.

Imagina un mundo en donde hayas resuelto tus problemas para que tu cerebro empiece a sintonizarse con un estado mental de éxito y no de fracaso. Necesitas resolver algo y para eso tu actitud debe ser ganadora, no de desesperación.

Una vez que tengas el estado mental necesario, analiza tu situación en el entorno de los siguientes consejos

Consejos para salir de deudas

Un experto en finanzas personales, Len Penzo, tiene un enfoque pragmático y metódico para salir del modo más inteligente de las deudas financieras. Estas son sus recomendaciones:

1. Verifica que todo el mundo se comprometa a que pagues tu deuda.
Todos a tu alrededor deben comprometerse porque influyen en tus gastos. Seas casado o soltero la gente cercana siempre tienen poder sobre tus gastos. Comunícales tu decisión y pídeles apoyo para cumplir con este compromiso. Si sin duda es un trago amargo.

2. Haz un balance de la situación actual.

Siempre es difícil desarrollar un plan a menos que sepa dónde se está parado. Deja a un lado tus emociones y empieza a ver tus finanzas hogareñas hogar como un negocio. Esto significa conseguir un control para saber cuánto dinero viene cada mes y seguir adónde va cada centavo.

3. Identifica y elimina todos los gastos innecesarios.

Una vez que sepas donde todo va tu dinero, eliminar los gastos sin sentido, que sólo te obligan a endeudarte más. Para lograr esta clasificación es necesario poner tus necesidades antes de que tus deseos. Esto te permitirá reunir los fondos adicionales que necesitas para ayudar a pagar tus deudas.

4. Crea un presupuesto.

Los que no pueden planear, planean fallar. Un presupuesto no es sólo un plan de gastos: es una valiosa herramienta que ayuda a controlar el gasto, y reservar dinero para la jubilación y los días de difíciles. Lo más importante, sin embargo, es que los presupuestos inculcan la disciplina financiera a quienes realmente lo necesitan.

5. Ignora la necesidad de detener tus planes a largo plazo.

Al crear tu presupuesto, no trates de aumentar el flujo de efectivo deteniendo las deducciones de sueldo automáticos a tus seguros de vida o de autos. Nunca se debe de desproteger el patrimonio.

6. Consolida tus diferentes deudas en una sola con el menor interés posible.

Si varias deudas, personales o de tarjetas de crédito, visita diferentes bancos para ver si es posible transferir todas estas deudas a una sola con menor interés. Hay empresas que se especializan en darte la asesoría adecuada para cada caso en particular, pero esto también lo puedes hacer tú preguntando hasta encontrar la mejor solución.

7. Paga la deuda con la tasa de interés más alta en primer lugar.

Aunque psicológicamente más atractivo para algunas personas, no tiene mucho sentido financiero pagar las deudas que presentan menor carga de intereses. En su lugar, pagar la deuda más cara a la más alta velocidad posible.

8. Si tu sueldo es semanario o quincenal, no esperes la fecha de corte

Haz pagos cada quincena, entre mayor sea el monto que pagues mucho mejor.

9. Cree un fondo de emergencia.

Esto suena casi imposible, pero la vida siempre tiene imprevistos, cree un fondo de emergencia e increméntelo en la medida de lo posible, esto se hará más fácil conforme vaya tomando control de sus deudas.

10. Aplica todas sus ganancias inesperadas a bajar tus saldos

Especialmente losde sus tarjetas de crédito. Bueno uno piensa que no hay ganancias inesperadas. Pero las puede haber ¿qué tal una venta de garaje? ¿O un bono extra del trabajo? No lo gastes porque piensas que te lo mereces. Haz una pausa, pero invierte ese dinero en pagar tus deudas.

11. Encuentra una manera de hacer un poco de dinero extra.

Piensa en diferentes opciones como dar clases extras, hacer algo para la venta, ayudar a otros a resolver sus problemas, pasear perros, lavar autos o hacer otro tipo de servicios a terceros. Si piensas bien encontrarás un camino para tener dinero extra, no importa que sea poco, siempre será útil para deber menos cada vez que los recibas.

12. No te adeudes más.

Mantén lejos tus tarjetas de créditos, tus gastos extras. Retrasa todas las compras innecesarias.

Primero tus necesidades

No olvides que hay necesidades importantes que no puedes dejar de satisfacer y que son importantes para estar listo para resolver tu problema de deudas. Es muy fácil saber cuáles son cuándo sabes que esa necesidad no pude esperar: comer, dormir, asearse, descansar, respirar profundo.

Si piensas que estos consejos no están resolviendo tu problema, entonces regresa de nuevo a tu interior. Es posible que tu problema no sea sólo de deudas, sino de una caída en tus ingresos y este sea el punto en donde debas concentrarte primero.

Disponte a pagar los costos

Recuerda que estás en una situación extrema y que salir de ella tendrá un precio. Quizás tengas que aplazar tus deseos, decir "no" a peticiones familiares o de amistad, quizas tengas que vender algo o cancelar servicios que son costosos y ya no puedes pagar. Todo esto es un precio, además del económico, que tendrás que vivir por un tiempo hasta que resuelvas tu problema de deudas.

Pronto sentirás que tu carga financiera no es tan pesada como al principio y si conservas estos hábitos s puedes empezar a planer cómo mejorar tu patrimonio.

Cuidado con quienes prometen ayudarte a pagar tus deudas

Las ayudas son bienvenidas, pero no seas ingenuo. Las empresas pagan empleados, renta y computadoras. Los servicios que ofrecen por buenos que parezcan siempre será para generar dinero. Es algo legítimo. Pero no esperes que una empresa que busca ganar dinero te resuelva un problema de dinero sin no obtener beneficios. Si piensas asesorarte de una empresa para que te ayude con tus deudas, considera que pagarás aun más de lo que ya debes.

También puedes leer

Estrés por problemas de dinero

Cómo hacer dinero en internet

La mentalidad de los que saben crear patrimonio haciendo negocios casi sin recursos

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.