Blog

¿Qué es un plan de ahorro sencillo?

¿Qué es un plan de ahorros fácil?

Un plan de ahorros es un procedimiento para guardar una parte de nuestros ingresos con el fin de alcanzar un objetivo definido cuando se define el plan.

De acuerdo con lo que aconseja la ciencia, los objetivos deben ser periódicos y fáciles de alcanzar. Los planes de ahorro son más antiguos que el dinero, se origina en el almacenamiento de recursos alimenticios para consumirlos en tiempos de escasez, por lo que los que revisan la historia encuentran que los más sabios de la antigüedad aconsejaban guardar 1 peso por cada 10 pesos de los ingresos que se reciben.

El concepto es tan poderoso que sigue siendo vigente, pues es una cantidad pequeña que si se guarda con disciplina se puede juntar una cantidad importante para objetivos específicos que cada persona esté buscando.

Elementos de un plan de ahorro

Para que un plan de ahorros funcione se recomienda que tenga los siguientes elementos

1. Que se defina una cantidad específica a ahorrar en cada pago que se reciba. Este pago debe de separarse de inmediato y ponerse en un sobre, si es efectivo, una cuenta de ahorros o un proyecto de inversión.

2. Que sea constante, el ahorro nunca debe suspenderse para que se pueda cumplir el objetivo

3. Que sea de un monto razonable, en proporción con nuestros gastos y compromisos.

4. Que se defina el objetivo a alcanzar

Todas las personas deberíamos tener un plan de ahorro, pues todos tenemos proyectos o la necesidad de crear un patrimonio para vivir con tranquilidad sin que nos afecten las crisis económicas, el desempleo o nuestra edad de retiro.

En este contexto se recomienda que el objetivo que busca la creación de patrimonio para alcanzar libertad financiera es recomendable que el monto ahorrado nunca se gaste, sino que se invierta en actividades que permitan el crecimiento de esa cantidad. Esto puede ser un negocio propio o buscar herramientas financieras que incrementen el valor de nuestros ahorros.

Es recomendable que pala cumplir con este plan de ahorros se automatice el ahorro. Es decir se cree un procedimiento para pagar por anticipado el ahorro, como si fuera un crédito, una renta o un compromiso imposible de evitar. Los bancos y ciertas herramientas digitales ofrecidas por las empresas fintech ofrecen la posibilidad de automatizar nuestro plan de ahorros.

Aunque el plan de ahorros es un proceso sencillo de establecer. Tenemos que reconocer que nuestro contexto social influye fuertemente en nuestras decisiones de ahorro.

La cultura del ahorro

Por ejemplo, nadie pone en duda que los alemanes tienen una personalidad muy definida. Son organizados, exigentes, resilientes y, por consecuencia, exitosos en muchas de las tareas que emprenden. Y los hechos los demuestran, siete décadas después de haber perdido de forma catastrófica la guerra, se han convertido en la cuarta economía mundial y reconstruido su imagen.

Con estos antecedentes, no es extraño que los alemanes se destaquen en su cultura financiera, por ejemplo, en su manera de administrar sus recursos. El ahorro en Alemania se considera un elemento fundamental del bienestar. Es tan importante que hasta la alcancía del cerdito tiene un monumento.

El vídeo explica que los orígenes históricos, de esta disciplina por el ahorro se encuentran en la dura y difícil vida que tuvieron por las guerras que ha tenido en ese país por siglos.

Pero no se trata de una cultura creada por las instituciones, está en la raíz de su cultura familiar: los padres les dicen a sus hijos que si no tienen dinero ahorrado no podrán lograr nada en la vida.

Por lo tanto, el hábito del ahorro se convierte en una oportunidad de crecimiento social, de modo que las libretas del ahorro nacieron antes de que se creara cualquier sistema de apoyo social.

“No se debe gastar más de lo que se tiene, eso es algo que se debería enseñar cuando se aprende a sumar uno más uno”, dice un alemán en este vídeo, una máxima que se repite con frecuencia en instituciones y medios que divulgan la educación financiera.

La cultura del consumo

Pero no es así en todo el mundo. Otro país, una potencia mundial que conocemos bien, podría ser la otra cara de la moneda. En Estados Unidos casi la mitad de su población no ahorra.

En el país donde se concentra la mayor población de personas con más alto patrimonio del mundo, también tiene una importante población que no ha desarrollado la cultura financiera para ahorrar y resolver los que implica no contar con fondos de emergencia o recursos para desarrollar su patrimonio.

Muchos gastan más de lo que ganan dice un analista, expresando un discurso educativo que contrasta significativamente con lo que los alemanes dicen respecto al ahorro.

Aunque a decir verdad en África y en América Latina se encuentran los países con personas con menos ahorro. Por supuesto en esa lista se encuentra México, donde solo el 40% de sus ciudadanos ahorran.

Es bien sabido que el motor de la economía en Estados Unidos ha sido el consumo y que éste ha sido en gran parte financiado por tarjetas de crédito o departamentales. Desde que Henry Ford impulsó, en la segunda década del silgo pasado, sus ventas de su popular Ford T a través de otorgar un préstamo personal a sus empleados para que pudieran pagarlo a plazos, el crédito ha sido no sólo un medio para desarrollar la economía, sino para traer bienestar a las familias norteamericanas, experiencia que se ha intentado reproducir en otros países.

Pero el crédito requiere de planeación, de una claridad del presupuesto y de un plan para hacer crecer el presupuesto, como hemos dicho antes, el crédito que no contribuye al bienestar de quien lo adquiere, es un crédito que debe revisarse a fondo, pues además del costo, reduce los ingresos futuros.

Ahorro y crédito

La combinación de periodos de ahorro, con periodos de crédito, requiere de educación financiera que nos permite crear un plan de ahorro más complejo para alcanzar objetivos más ambiciosos.

Este tipo de plan de ahorros permite por ejemplo reunir la cantidad necesaria para pagar un enganche, monto que se convertirá en pago mensual en cuanto se haga la adquisición y se adquiera una hipoteca.

Las personas que han logrado crear un procedimiento de ahorro efectivo, están más capacitadas para lograr este plan de ahorros avanzado. Entienden que el crédito es una herramienta para incrementar el patrimonio y no un adelanto de sueldo.

También puedes leer

Dinero fácil

Dinero y finanzas fáciles

Cómo regenerar tu dinero con minimalismo

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.