Blog

¿Qué es un buró de crédito y cuántos existen en México?

El término “buró de crédito” lo escuchamos a menudo y, como ocurre con muchos otros términos, todos imaginamos diferentes cosas, pero algunas significados que le atribuimos están muy alejados de la realidad.

Unas personas piensan, por ejemplo, que es una lista negra, otras que es una agencia de gobierno y también he escuchado que la gente quiere solicitar su “buró de crédito” a estas instituciones.

Para desmenuzar este nudo podemos empezar por el término “buró” que viene del francés bureau y que tiene una historia singular. Actualmente define a un mueble con cajones que es utilizado para escribir, pero la palabra tiene antecedentes interesantes, pues ha sufrido en el transcurso del tiempo un fenómeno llamado metonimia que consiste en el desplazamiento lingüístico de un objeto a las cosas o seres que están a su alrededor

De modo que en la historia del término bureau en Francia primero se refirió una tela tejida conocida también conocida como sayal, que se usaba para confeccionar hábitos religiosos, después a partir del siglo XIII definía un tapete o paño de mesa, para luego servir cono nombre del mueble donde estaba ese paño, poco más tarde se les decía burócratas, a quienes estaban alrededor del mueble.

A principio del siglo XX el término adquirió un nuevo significado al usarse por los organismos comunistas para definir un órgano colegiado de dirección. Sin embargo. los norteamericanos ya se habían adelantado al crear en 1908 el FBI, (Federal Bureau of Investigation) que contrató nueve detectives, 23 investigadores para cuestiones de derechos civiles y 12 contables para investigar casos de fraude y violaciones de las leyes de comercio.

Durante 1970 en Estados Unidos se aprobó la Ley del Informe del Crédito Justo (Fair Credit Reporting Act: FCRA) que fue la base de la creación de agencias de crédito que recopilan y diseminan información sobre los consumidores para ser utilizadas para la evaluación de crédito, las que desde el 2003 ofrecen al año de forma gratuita un Reporte de Crédito al consumidor. Éste es el antecedente de lo que ahora se entiende por buró de crédito, idea que luego se diseminó por todo el mundo bajo diferentes reglamentaciones y limitaciones.

En México en 1993, "en aras de promover la cultura del pago y de abaratar los costos de los servicios financieros, en la Ley para Regular Agrupaciones Financieras, se creó con ello la figura de las sociedades de información crediticia, conocidas comúnmente como Burós de Crédito, cuya actividad consiste en integrar y manejar un banco de datos que registre las operaciones activas de las entidades financieras, a fin de contar con el historial crediticio de los usuarios de la banca y demás entidades financieras. Así, para operar como sociedad de información crediticia se requiere autorización de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, previa opinión del Banco de México, encontrándose sujetas a la inspección y vigilancia de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores". *

El fenómeno de la metonimia, que definimos anteriormente, se hace aún más complejo pues el concepto Buró de Crédito no surge sólo para definir la actividad de un tipo de organismo sino también como el nombre de una marca comercial. En 1996 nace la empresa Tras Unión de México enfocada a consumidores y en 1998 Dun and Bradstreet enfocada a las empresas, comercialmente ambas operan bajo la marca "Buró de Crédito".

De modo que Buró de Crédito es el primer buró que surge en México para recopilar y dar información de crédito de los consumidores. Su operación fue promovida por las mismas instituciones financieras de capital privado.

En el 2005 surgió otro buró de crédito, también de capital privado bajo el nombre de Circulo de Crédito para cubrir la necesidad de empresas financieras de sectores más amplios de la población que el primer buró de crédito no atendía por concentrarse en el mercado de consumidores de interés para los bancos.

Sin embargo, con el paso del tiempo, esta división se ha ido desdibujando ya que actualmente ambos buroa buscan atender diferentes clientes del sector financiero formal que desde hace algunos años deben reportar a algún buró de crédito los prestamos o servicios que otorgan.

Como se puede observar en la cita que publicamos de La Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia, promulgada en 2002, no define a los burós de crédito como tales, sino como el mismo nombre de la ley indica son Sociedades de Información Crediticia. El término buró de crédito es más bien una costumbre lingüística arraigada para reconocer a este tipo de empresas que como explicado son sólo dos autorizadas para operar en México.

Debido a que en el 2014 esta ley fue reformada para que los reportes al consumidor conocidos como Reportes de Crédito Especial consolidaran, es decir reunieran información tanto negativa como positiva de ambos burós para que consumidor conozca su situación crediticia sin importar cual buró consulte.

También durante ese año se dio a conocer el Buró de Entidades Financieras, diseñado por la CONDUSEF, que permite a los usuarios identificar la oferta de los bancos, de las aseguradoras, de las sociedades financieras de objeto múltiple, de las cajas de ahorro, de las afores; para que puedan tomar sus decisiones basados en la información sobre cada uno de los proveedores de servicios financieros. Este buró, a diferencia de los anteriores, si un organismo público y toda la información que ofrece no tiene costo.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.