Blog

Necesito cambiar mi vida

¿Qué necesitas para cambiar tu vida?

Los recursos que requieres para cambiar radicalmente tu vida, están a tu alcance y más cerca de lo que imaginas. La clave está en tus expectativas. Si "compras" la que te vende la sociedad de consumo el camino que requieres seguir es largo y con baja probabilidades de éxito. Pero si construyes un camino acorde a tus anhelos más profundos descubrirás que no es a través del consumo lo que te dará satisfacción, sino objetivos más fundamentales y relativamente materiales. Este análisis te llevará por un terreno diferente, en donde el viaje puede disfrutarse, lo que implicará un cambio fundamental en tu vida.

Una de las opciones de cambio de vida que no aprovechamos, a pesar de tenerla prácticamente al alcance de nuestra mano, es la visión de la vida que nos ofrece la filosofía Zen. Sus enseñanzas en torno a la simplicidad no sólo nos liberan del estrés, nos dan tranquilidad, armonía y claridad de pensamiento, además nos demuestra lo que el poder de lo simple tiene sobre lo complejo.

Se requiere de tiempo y entendimiento para lograr vencer lo complejo con preguntas o acciones simples, pero algunas personas han logrado crear métodos simples que nos ayudan a resolver problemas complejos. Pueden estar basados o no en las enseñanzas Zen, eso no es importante, pues lo que destaca es la facilidad que podemos resolver algunos problemas tan solo siguiendo unos sencillos pasos

Preguntas clave para casi todos los problemas

Esto es lo que propone Sydney Finkelstein de BBC Mundo con sus Tres preguntas clave para resolver (casi) todos los problemas de la vida y en los negocios. Preguntas que también son útiles para resolver nuestros problemas de dinero, ya sea porque lo necesitemos para pagar nuestras deudas o porque estamos decididos a incrementar nuestro patrimonio

Las preguntas que uno debe plantearse con total honestidad no son una sorpresa, ya las conocemos, la clave está en responderlas con sinceridad y respaldarlas con acciones:

1.¿Estás convencido y dispuesto a cambiar lo que has estado haciendo hasta ahora?

Ningún cambio se puede lograr sin esta convicción. Y la mala noticia es que los hábitos que residen en tu cerebro te pueden hacer cambiar de opinión muy fácilmente, tendrás que estar dispuesto a luchar contra ti mismo y a cerrar tus sentidos a todas las señales internas que recibirás para que dejes hacer el esfuerzo de cambiar. Los cambios que requieres hacer los sabes bien y dependen de tu estilo de vida: dejar de usar la tarjeta de crédito para gastos superfluos, evitar las compras compulsivas o simplemente quedarte en casa para aprender una nueva habilidad en lugar de salir a divertirse con los amigos.

2.¿Estás seguro que tu idea de vida es la mejor que puedes haber definido?

Cuando uno se detiene a pensar en la solución de los problemas puede uno sorprenderse de la cantidad de alternativas que existen para afrontarlos. Nos sorprenderemos aún más si dejamos a un lado nuestras negaciones para encontrar alternativas de solución innovadora. Hay personas que dicen, por ejemplo "¿yo? ¿vender? Jamás". Cuando en realidad todos realizamos actividades de ventas todos los días, a cada momento y durante toda nuestra vida, nos guste o no. Otro aspecto a considerar es acercarse a preguntar a expertos, sin temor a parecer tontos. Entender los contratos, buscar alternativas en diferentes sitios, reflexionar y hacer cuentas. Puedes tener una deuda con interés muy caro en un banco y estar negándote a escuchar las ofertas de otro banco que te ofrece pagar tus deudas con un crédito con mejores condiciones de pago y tasas de interés. En el mundo de los negocios, por ejemplo, de las ideas más disparatadas han salido conceptos revolucionarios ya sea para ganar rentabilidad, crear nuevos productos o resolver problemas sin solución aparente. Informarse, analizar y ser creativo con la soluciones es la clave en esta fase

3.¿Puedes hacer el cambio?

Esta tercera pregunta te aterriza a la realidad. Si la solución que se te ocurrió -en la fase dos. es muy buena, pero imposible de realizar, tendrás que volver a plantearte tus problemas. También debes de considerar tu capacidad de resistencia (eres un ser humano) y la dependencia que en la mayoría de las cosas se tienen con terceros. En esta fase es donde se diseña el plan de acción, lo cual también requiere de trabajo e imaginación. Se trata de imaginar que uno está ejecutando lo planeado y se enfrenta a diferentes circunstancias que pueden hacernos fracasar. Entre más detallado sea nuestra planeación, más tiempo tendremos para encontrar soluciones a los obstáculos posibles.

La naturaleza del cambio de vida

Estas simples preguntas para afrontar los problemas te llevarán a la simplicidad. Los grandes problemas generalmente se deben a grandes barreras mentales. Pero estas palabras no son suficientes para explicar el reto que podrías afrontar. Cuando decimos grandes barreras nos referimos a la dificultad que tenemos para decidir que no es tan importante estudiar una carrera, conservar un trabajo, luchar por mantener este estilo de vida. ¿Realmente definiste bien el estilo de vida que has decidido mantener? ¿Ese auto que compraste fue una buena elección? ¿Lo que piensas que te mereces realmetne lo estás disfrutando o te está fugando de la realidad con un alto costo?

Volver a lo básico es necesario para cambiar nuestra vida. Regresar a lo estrictamente necesario para vivir y sentir bienestar, lo demás son anhelos que pueden ser causa de nuestra infelicidad.

En el caso de ahorro de dinero para disminuir deudas o aumentar el patrimonio en la mayoría de nuestros planes no tomamos en cuenta ciertos gastos que inevitablemente ocurrirán: el mantenimiento del auto, gastos médicos, regalos para aniversarios o cumpleaños. En realidad es falta de previsión, pues si lo consideramos dentro de nuestra planeación, tendremos respuesta a estas situaciones.

Pensamos que el tema de las finazas personales no está relacionado con lo que queremos ser, pero es todo lo contrario. Neceitamos definir lo que haremos con nuestro dinero porque representan al finan las horas de vida que invertirmos para ganar lo que ganamos

También puedes leer

La mentalidad de los que crean riqueza sin dinero

Dinero fácil

Apps para enviar y recibir dinero

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.