Blog

México pierde posiciones en el mundo Fintech

De acuerdo con los resultados que se dieron a conocer, en Global Fintech Ranking Report, México no supo tomar ventaja de las oportunidades que se le presentaron a los emprendedores Fintech durante el año pasado.

Los datos hablan por sí mismos, México y sus ciudades más importantes pierden posiciones en una clasificación de países y ciudades que se calcula mediante un algoritmo que permite determinar puntuaciones de ciudades países, utilizando datos cuantificables de fuentes confiables y que ignora valoraciones subjetivas como entrevistas con expertos y opiniones de los líderes empresariales.

Los resultados no sonríen a los esfuerzos de los emprendedores Fintech en México a pesar de la ventana de oportunidad que se presentó para la industria Fintech por los efectos de la pandemia en el 2020.


Posición de México en el ecosistema mundial Fintech

País/Ciudad Posición Lugares
Perdidos
México 32 -2
Ciudad de México
48
-27
Monterrey
192 -41
Guadalajara
174 -22

El tamaño no importó para participar en Fintech

Cuando se ven los primeros lugares de la tabla, suele pensarse que este tipo de oportunidades las ganan quienes tienen la infraestructura, el dinero y la cultura para aprovecharlas, pero no tanto si se descubre que México fue superado por Uruguay y Kenia

Cuando se analizan la posición de las ciudades mexicanas, el escenario es peor. La Ciudad de México con más de 22,5 millones de habitantes, si consideramos su zona metropolitana, cae 27 posiciones en Fintech; su desempeño es superado por ciudades más pequeñas como Sao Paulo con 12.33 millones de habitantes y Montevideo con apenas 3.4 millones de habitantes. Los casos de las ciudades de Monterrey (menos 41 posiciones) y Guadalajara (menos 22 posiciones) son superadas por ciudades como Bogotá, Buenos Aires, Santiago, Belo Horizonte, Lima, Medellín, Río de Janeiro, Porto Alegre.


Oportunidades no aprovechadas

Si hacemos a un lado las ciudades de Brasil que pertenecen a un país que no detuvo su economía durante 2020 pese a la pandemia, el resto de las ciudades que ganaron a las mexicanas no son ni más grandes, ni más poderosas y en algunos casos se enfrentaron a situaciones de operación mucho más complejas y que el confinamiento fue sumamente estricto, cómo fue el caso de Buenos Aires.

Desde el punto de vista de la iniciativa privada uno puede suponer que la diferencia la marcó la aplicación de las políticas públicas, pero habría que matizar mucho esa explicación, pues la única referencia que el estudio hace de México se refiere precisamente a la aplicación de la conocida Ley Fintech:

“La banca abierta es cada vez más adoptado en todo el mundo. Tomemos a México. Las reglas anteriormente restrictivas de un regulador financiero conservador actuaron como un amortiguador de la innovación fintech. Pero después de consultar con el sector privado, el estado aprobó una ley de tecnología financiera en 2018 y emitió regulaciones adicionales el año pasado para fomentar la innovación. Las reglas de la banca abierta son una pieza central, pero las regulaciones también abordan relativamente categorías novedosas como peer-to-peer servicios financieros y activos virtuales, incluidas las criptomonedas. Desde 2018, 93 empresas han solicitado licencias fintech, con la primera ronda de autorizaciones esperado este año.”

Los mexicanos, especialmente los emprendedores con el potencial para iniciar proyectos Fintech (que en muchos casos son apoyados por grandes miembros del sector privado financiero) sobre las razones por las que otras ciudades con aparente menos recursos pudo avanzar en el mundo Fintech, sin contar con las ventajas que tenemos como país como: la vecindad con el país más avanzado en este mercado, una economía que no detuvo toda su marcha pero que si fomentó el trabajo en casa y la sana distancia, elementos que pudieron aprovecharse para nuevas soluciones Fintech.

La falta de bancarización de la población mexicana y la disponibilidad de internet tampoco fueron razones para no avanzar. Al contrario, las ciudades que avanzaron vieron esto como ventanas de oportunidad que supieron aprovechar.

Un país como México que se encuentra entre las 15 economías más grandes del mundo y la segunda en América Latina no es capaz de mostrar su músculo para aventajar en un sector en donde la innovación no sólo es necesaria, sino clave para disparar el crecimiento del país

¿Qué falló? El reporte no explica porque México cayó en tantas posiciones, pero si analizamos lo que Índice Global Fintech evaluó en cada ubicación podemos tener una clara idea

¿Qué evalúa el Índice Global Fintech (IGF)?

El IGF evaluó cada ciudad considerando los siguientes puntos:

  • Cantidad de empresas fintech
  • Calidad de esas empresas
  • Entorno empresarial local

A continuación, se explica cada uno de ellos.

Criterios de cantidad

EL IGF partió de un universo de más más de 11.000 empresas Fintech, las cuales fueron agrupadas por ubicación.

Una vez agrupados consideraron factores clave como el hecho de que tuvieran un ecosistema fintech robusto, ya que para ellos no se trata solo de innovar en las empresas, sino de contar con el apoyo de organizaciones que proporcionen instalaciones para ayudar al flujo de conexiones y capital a través del mercado. Por ello también incluyeron aspectos como espacios de coworking, aceleradores, eventos industriales y reuniones (para ciudades, pero no países) en el recuento.

Criterios de calidad

Los que hicieron el IGF consideraron el impacto de una empresa determinada en el ecosistema teniendo en cuenta métricas, incluida la presencia web, visitas mensuales, base de clientes y valoración. También observaron la presencia de importantes reuniones de la industria y fintech considerados como eventos de "puerta de entrada", así como la población del país.

Los factores que los investigadores consideraron cómo clave fueron lo presencia de unicornios de Fintech ya que impactan el desarrollo del mercado y su éxito se amplifica, inspirando a otros innovadores de fintech y alentando a que fluya más capital de riesgo.

Factores ambientales

En este caso los investigadores hicieron uso de medidas globales como como el Informe “Doing Business” del Banco Mundial para medir la facilidad y el atractivo de una ubicación específica, según los niveles de "Burocracia" e infraestructura tecnológica. Usaron métricas sobre la facilidad para hacer negocios, lo que significa las ciudades son juzgadas por los méritos de los ecosistemas que han logrado construir, en lugar del entorno económico que el gobierno ha creado.

En este caso los factores clave fueron descuentos de puntos a países con altos niveles de censura en Internet. Justificado o no, esto agrega un obstáculo adicional en el camino hacia la construcción exitosa de fintech. También observaron la presencia de reuniones de fintech a gran escala, programas de innovación y aceleradores y otros eventos.

Ingenio y energía exige los ecosistemas Fintech

Los investigados del IGF escriben una importante aseveración que podría sintetizar lo que tenemos y lo que nos faltó en México para tener una mejor posición en el mundo Fintech:

“Por desafiante que sea la pandemia, Los ecosistemas Fintech locales han mostrado ingenio y energía para encontrar formas de conectarse, recopilar e intercambiar ideas de forma remota”.

Para los creadores de IGF los mercados emergentes son fuentes naturales de innovación Fintech debido principalmente debido al hambre de servicios financieros entre poblaciones de jóvenes, conocedores de lo digital pero no bancarizados. La pandemia ha sido un acelerador significativo tanto de velocidad como escala de fintech crecimiento en muchos de estos menos países desarrollados.

En Nigeria, por ejemplo, las colas para ingresar a los bancos físicos alargado debido a la capacidad restricciones durante la pandemia, los clientes recurrieron a bancos digitales, algunos de los cuales triplicaron el número de clientes.

Fuente


También puedes leer:

Nuevas Fintech en México 2021

Fintech autorizadas para operar en México

La oportunidad que bancos y Fintech dejaron ir

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.