Blog

Mejora tu calificación de crédito sin gastar de más

La regla básica que se escucha alrededor de las oficinas de los otorgantes de crédito es que para que puedas obtener más y mejores créditos debes de aceptar los préstamos que tengas a tu alcance y, obviamente, pagarlos a tiempo.

Siguiendo esta regla sin duda lograrás el objetivo, pero te verás forzado a pagar miles de pesos en intereses por créditos que posiblemente podrías evitar.

Pero en el fondo la calificación de crédito no necesariamente se construye solamente con el número de créditos solicitados o pagados, sino de la forma en como el dinero es manejado de forma responsable, pagando a tiempo los compromisos adquiridos, es decir, en realidad se trata de un tema de administración de los recursos.

Tener y gastar mucho dinero no es suficiente para obtener una buena calificación de crédito. Si se tiene ese dinero, pero se pagan los créditos con retraso, otra persona puntual con menores recursos podría fácilmente superar en su calificación al que tiene más dinero.

Bajo esta premisa, expertos en el tema ofrecen los siguientes consejos para mejorar la calificación de crédito gastando poco dinero

Mantente activo con los créditos

Las calificaciones de crédito sólo se pueden crear cuando hay actividad crediticia. La tentación de vivir sin créditos es grande pues realmente te ayuda a vivir sin preocupaciones, pero esto no te dará la oportunidad de construir un buen perfil de crédito. Hay que mantenerse activo y hacerlo con tarjetas de crédito no tiene que ser costoso, como mencionamos antes en el post sobre cómo el mantener las tarjetas de crédito sin uso del crédito puede afectar tu historial crediticio.

Barry Paperno, un experto en tarjetas de crédito, sugiere utilizar algunas tarjetas de crédito para nuestras cuotas mensuales regulares, como una suscripción Netflix o el pago del teléfono. Esto asegura que las tarjetas permanezcan activas y no requiera mucho pensamiento. Si no quieres caer en la tentación de usarlas, guárdalas en un lugar seguro, no las lleves contigo en tu cartera.

Intenta con tarjetas garantizadas

Una tarjeta garantizada es aquella que se otorga con base en una garantía que se entrega al emisor. Por ejemplo, si se depositan cinco mil pesos, el límite de crédito es por la misma cantidad. Suena tonto pues realmente es uno mismo quien se está danto el crédito, pero su uso es de gran ayuda para reparar un perfil de crédito o construir uno.

Las normas de cumplimiento, en cuanto a fechas de pago, son las mismas que las tradicionales y se deben seguir de forma puntual para obtener resultados.

Usa tu Reporte de Crédito Especial

Los mitos en torno a los burós de crédito fomentan la idea de qué es mejor contratar servicios y créditos que no reporten a las Sociedades de Información Crediticia (SIC), pero esto además de los riesgos, no mejora tu calificación de crédito. Asegúrate que los créditos y servicios que contrates sean reportados a una de las SIC. Por ejemplo, recientemente se anunció que la Comisión Federal de Electricidad reportará el estatus de su cobranza a un buró de crédito. Esto puede verse como buena noticia si eres puntual y riguroso con los pagos, siempre y cuando el contrato esté a tu nombre. Además recuerda que puedes obtener al menos una vez al año un Reporte de Crédito Especial Gratis.

Aprovecha los pagos automáticos

Los pagos automáticos te ayudan a garantizar que los pagos se hagan a tiempo. Esto es útil para aquellos que se olvidan de pagar las facturas o viajan a menudo. Los pagos a tiempo ayudan a fortalecer su historial de pagos, que desempeña un papel importante en una buena puntuación de crédito.

Por supuesto tienes que asegurarte de tener siempre saldo disponible, de otro modo será contraproducente y te saldrá más caro.

Cuida la puntualidad

Recuerda que las SIC registran los pagos impuntuales con sólo un día de retraso. La idea de pagar hasta el último día de plazo es buena siempre y cuando conozcas bien las reglas de los pagos. Por ejemplo, si pagas la tarjeta de crédito con una transferencia electrónica, hasta el momento se considerará el pago hasta el día siguiente.

Lo mejor es pagar un día antes, para evitar cualquier contratiempo y no dañar tu calificación de crédito

No canceles las tarjetas que no usas

Ya hemos explicado que una caída en la tasa uso de crédito, puede dañar tu calificación. Esto usualmente ocurre cuando se toman nuevos créditos, pero también cuando se cancelan tarjetas de crédito, pues el monto del límite de crédito disponible baja.

Si ya tienes una tarjeta de crédito, mantenla con vida, úsala de vez en cuando, pero evita cancelarla.

Diversifica tus créditos

Esto está relacionado con el principio de este post. Al diversificar tus créditos debes de tomar en cuenta que la idea no es tomar nuevos créditos sino mejorar tu bienestar. SI requieres un producto o servicio que necesitas tomar a crédito analiza que opciones tienes, la tarjeta de crédito no es la mejor opción.

Monitorea tu calificación

No se puede mejorar lo que no se conoce. Adquiere el servicio de una SIC para conocer tu calificación actual de crédito, esto no sólo te servirá para entender tu situación actual, también es útil porque te ofrecer consejos para mejorar tu calificación.

Aumentar el límite de crédito, pero no lo gastes.

Si recibes la invitación de aumentar tu línea de crédito en tus tarjetas acéptalo, pero no lo gastes, esto te ayudará a mejorar tu tasa de utilización de crédito

Post relacionados:

Datos interesantes sobre calificación de crédito

Conoce tu crédito disponible para mejorar tu calificación

Mejora tu calificación de crédito sin gastar de más

Cuanto sacas en calificación de créditos

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.