Blog

Las Firmas Digitales

La nueva normalidad nos ha recorrido el velo para revelarnos una realidad compleja que los impulsores de la tecnología nos habían estado advirtiendo desde hace años: el mundo se volverá digital.

En muchas actividades de nuestra vida el mundo físico se ha vuelto obsoleto ante los beneficios que ofrecen las tecnologías de comunicación e información en soluciones digitales. Y en este amplio abanico de cambios sustantivos, está incluida nuestra firma manuscrita, en otros tiempos garantía de reconocimiento de conformidad o acuerdo en un documento.

Las nuevas condiciones de convivencia que señalan la importancia de la sana distancia resaltan los beneficios de la firma digital para firma de convenios, contratos y compromisos, que además de resolver lo anterior, ahorra costos de traslado y de uso del tiempo.

Las personas involucradas solo tienen que entrar a una aplicación, firmar electrónicamente y archivar la información para firmar un documento.

Las soluciones han estado presentes desde hace años, pero al igual que ocurre con otras tecnologías, hay una resistencia de los usuarios al cambio, barrera que ahora se está venciendo por las nuevas necesidades de trabajo y comunicación.

En una búsqueda que hicimos encontramos las siguientes soluciones que se ofrecen al mercado


Soluciones diversas para una misma necesidad

Una firma manuscrita no requiere mayor protocolo, se firma ante las otras partes que ya identificaron nuestra identidad y en el peor de los casos comparan nuestra rúbrica con una identificación. Si el documento requiere constancia ante un notario público, el procedimiento no cambia, solo es más cuidadoso.

En la firma digital los requerimientos son más complejos, justamente por la imposibilidad de comprobar que la identidad de la firma corresponda a quien la plasme en el documento. Aunque este problema no es nuevo y en casos como las App bancarias se han resuelto con diversas medidas de seguridad, muchas de ellas biométricas, quienes necesitan que su firma sea reconocida no cuenta con los recursos tecnológicos y financieros que si tienen las instituciones bancarias.

A este reto el mercado ha respondido con diferentes soluciones que tienen diferentes niveles de certeza, en donde algunas que se amparan bajo una reglamentación genérica que permite una defensa legal en caso de una diferencia entre las partes y otras ofrecen soluciones que ofrecen mayor certidumbre jurídica pero que exigen un costo mucho mayor para el firmante.


Firma digital con soluciones simples

Empresa Método Precio
Docusing Etiquetas de firmas precargadas
De 10 a 40 USD mensuales
Keynua VideoFirma con biométrica facial
No informa
Adobe Sing
Etiquetas de firmas precargadas
No informa

De acuerdo con el licenciado Antonio Velarde Violante, que expuso en un congreso organizado por el gobierno federal, que el artículo 210-A del Código Federal de Procedimientos Civiles reconoce como prueba a la información generada a la información generada o comunicada que conste en medios electrónicos, ópticos o cualquier otra tecnología. Esta información será valorada por la justicia primordialmente por la fiabilidad del método que se genera, comunica, recibe o archive.

En otras palabras, si se puede comprobar mediante registros en correo electrónico, servidor o página web el testimonio de la firma y la identidad de quien la realiza, existen bases legales que se pueden usar en caso de un juicio, pero por supuesto tiene sus limitaciones.

Sin embargo, ya sabemos que la tecnología avanza mucho más rápido que las leyes y el comportamiento generalizado de las personas. Las soluciones más económicas expresadas en el recuadro anterior se basan en este planteamiento, que desde nuestro punto de vista es un argumento suficiente para documentos que requieren un buen respaldo, pero cuyo funcionamiento es exitoso cuando existe buena fe entre los firmantes y la posibilidad de ir ante tribunales es remota.

Orden Jurídico


Firma Electrónica Avanzada

Empresa Método Precio
Firmamex Firma Electrónica Avanzada
Desde $99 a $249 pesos
mensuales
Weesing Firma Electrónica Avanzada y Blockchain
Desde $799 a $2,499 pesos
mensuales
MiFiel Firma Electrónica Avanzada Desde $990 a $,2490 pesos
mensuales

Desde hace algunos años el gobierno federal ha dado respuesta a este reto con una servicio que se conoce como Firma Electrónica Avanzada, que se tramita en el SAT

Esta solución que es integral e independiente en su funcionamiento al SAT puede ser usada para firmar convenios ya que posee los mismos efectos jurídicos que la firma autógrafa. Hay varios desarrolladores que están haciendo propuestas apoyándose en esta solución, aunque los costos no del todo equiparables al esfuerzo que hacen los firmantes al desplazarse. Quizás una competencia mayor mejore el precio de este tipo de soluciones que sin duda da una gran certeza jurídica sin la complejidad de una certificación, como se verá en el siguiente apartado.

Fuente


Prestadores de Servicios de Certificación

Empresa Método Precio
PSC World
Certificados digitales (PSC)
$4.990 Por certificado
Cecoban APP Firma
Certificados digitales (PSC) No Informa
Seguridata Certificados digitales (PSC) No Informa

En esta solución se pueden encontrar niveles más avanzados de seguridad jurídica ya que el gobierno federal han autorizado empresas especializas en ofrecer servicios de almacenamiento y generación de documentos protegidos que se conocen como Prestadores de Servicios de Certificación (PSC), las cuales están regulados por el Código de Comercio y registrados y acreditados la Secretaría de Economía.

Los PSC son a la fecha el más alto nivel de seguridad ya que están autorizados para emitir Certificados Digitales de Firma Electrónica Avanzada, Constancias de Conservación de Mensajes de Datos, Sellado Digital de Tiempo y Digitalización de documentos bajo condiciones establecidas en la reglamentación que los regula.

Por supuesto, usar estos servicios ofrecen un alto nivel de certeza jurídica, pero hay una obvia correspondencia con costos más altos.

Puedes consultar más información de estas empresas certificadoras en el siguiente enlace:

Directorio de PSC


El futuro: blockchain en contratos inteligentes

Quizás pueda parecer suficiente una solución como la anterior, pero en realidad no lo es. En el mundo empiezan a implementarse soluciones que no sólo ofrecen protección a los documentos y sus implicaciones legales, sino que además pueden garantizar su cumplimiento.

Se les conoce como contratos inteligentes que se están desarrollando con tecnología blockchain que en realidad se trata de programas informáticos en donde se hace seguimiento de ciertas tareas de acuerdo con instrucciones previamente introducidas. Esto hace que la parte del cumplimiento del contrato no esté sujeto a interpretación de las partes, sino que una vez que se cumplen las condiciones se pone en marcha determinada acción recomendada, como la entrega de un bien, la facturación, el cobro de un servicio o cualquiera que sea lo que la cláusula indique.

En el mundo ya existen estos contratos, pero se encuentra aún acotados a nichos específicos, principalmente en el mundo de las criptomonedas, aunque soluciones basadas en Bitcoin y Ethereum ya cuentan con plataformas que permiten apoyar al usuario a hacer lo que necesuti siempre y cuando se use una criptomoneda, lo que lo hace más compleja su extensión a otros terrenos.

Pero con la tecnología, todo es cuestión de tiempo y la experiencia nos ha mostrado que éste cada vez es menor. Su aun no consideras la importancia de usar una solución de firma digital, es momento de que rectifiques, pues no pasará mucho tiempo que quizás las escritura de tu casa, convenios públicos y privados o servicios educativos estén funcionando bajo el rigor de contratos inteligentes que hagan imposible no reconocer a lo que nos comprometimos.

Contratos Inteligentes en México

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.