Blog

La nueva generación de internet impacta el dinero y la identidad personal

(Si el vídeo tiene títulos en inglés sólo debes buscar en la opción del engrane para convertir los subtítulos al español)

No todas las noticias son malas para el futuro, en contrapeso a la amenaza de la Inteligencia Artificial y la pérdida de la neutralidad de internet hay innovaciones tecnológicas que no sólo disminuirán la intervención de instituciones parásitas en los procesos comerciales, sino que además tendrán la capacidad de regresar el poder a los creadores y propietarios personales de la información.

Sin embargo, esta no tan novedosa tecnología es tan técnica y en apariencia difícil de comprender que incluso las personas acostumbradas a hablar de nuevas tecnologías han pasado de largo para hablar de temas más populares y atractivos para todos.

Por fortuna hay visionarios de prestigio que se han detenido a analizar esta tecnología ya advertirnos de la importancia de esta nueva tecnología, de la cual por cierto ya hablamos cuando explicábamos el impacto del blockchain en la autenticación de las personas.

Don Tapscott es un conocido experto en negocios y tecnología que desde la década de los ochenta ha avizorado al impacto de las nuevas tecnologías en la sociedad y en los negocios, advirtiendo en sus múltiples conferencias y libros sobre la importancia de anticiparse a las grandes tendencias para obtener sus beneficios.

En la conferencia de TED, publicada en 2016, que habla sobre como el blockchain está cambiando el dinero y los negocios, Tapscott vuelve a cumplir con su misión de advertirnos sobre una nueva gran tendencia, que desde su punto de vista es tan importante que se puede calificar como una nueva era en internet.

El blockchain, explica Tapscott, encierra una gran promesa para cada negocio, cada sociedad y cada uno de nosotros. Hasta ahora lo que trasmitimos en internet es una copia de una pieza de información, lo cual ha sido importante pues ha democratizado la información, pero también ha puesto en riesgo la propiedad de la información, la identidad personal y ha provocado que en mundo financiero la necesidad de intermediarios que garanticen la legalidad en los negocios del movimiento de activos como inversiones, pagos e incluso transferencia de propiedad intelectual.

Esto ha provocado que la creación de la riqueza se haya apropiado de una manera desigual, creando grandes negocios frente a una creciente sociedad que está siendo excluida.

La tecnología blockhain, comenta, tiene la capacidad de permitir no solo una internet de información sino también una que permite rescatar, proteger y democratizar el valor de activos través de un sistema que Tapscott define como protocolo de confianza que se encuentra distribuido en millones de computadoras con un algoritmo que se hace prácticamente imposible de hackear:

El conferencista resalta el impacto de esta tecnología en la prosperidad de la humanidad y señala cinco ejemplos en donde es posible democratizar la riqueza.

-Escrituras con certeza legal. Las medidas de seguridad a las que ahora tienen acceso los propietarios de bienes inmuebles son muy frágiles e históricamente vulnerables. Un documento imposible de hackear de ser objeto de fraudes, daría a todos los propietarios de inmuebles no sólo la certidumbre de la posesión, sino el acceso a créditos y otras oportunidades financieras, de acuerdo con expertos tener un título de propiedad es el factor número uno para propiciar la movilidad económica, más importante que tener una cuenta bancaria.

-La creación de una verdadera economía de compartir (sharing economy). Una idea poderosa que hasta el momento no se ha logrado a pesar de la creación de nuevas compañías que la han promovido. Eso se debe a que surgen corporativos que consolidan esta información y por lo tanto monopolizan la propiedad de lo que se está compartiendo. Una verdadera economía del compartir eliminaría intermediarios como Uber y permitiría que la propiedad fuera de todas las personas que participaran en el proceso de aglutinamiento de servicios en donde a través de soluciones con blockchain se pudieran procesar pagos y generar un nuevo algoritmo de reputación realmente compartido por todos.

-Transferencia de remesas. Uno de los grandes retos de la humanidad que distribuye realmente la riqueza a las familias de los trabajadores y que actualmente pagan un alto porcentaje de comisiones por hacer esta transferencia además de que es sumamente lenta y controlada por grandes corporativos

-Recaptura de nuestras identidades. Como hemos mencionado insistentemente los datos se han convertido en un activo económico apetecible para la delincuencia cibernética. Todos somos creadores de estos datos, pero debido a la estructura actual de distribución de información dejamos rastros y copias de nuestros datos personales por todos lados. Hay un yo virtual en el mundo digital que tiene más información que lo que imaginamos, pues no sólo son nuestros datos privados, sino todo lo que hacemos como compras, estudios e interacciones en redes sociales que hacen de un yo virtual con demasiada información sobre nosotros mismos que no está en nuestras manos. Actualmente ya hay empresas que trabajan en crear una identidad en una caja negra que permita que la información que nos pertenece esté en nuestras manos, protegiendo con ello la propiedad de nuestra información y la identidad digital, que ahora es muy frágil y vulnerable

-Regreso de la propiedad a los creadores de contenidos o productos y servicios de valor. Los autores de piezas musicales, obras literarias pueden ser dueños de su información compartiéndola directamente con quien la desee, y comercializándola directamente sin necesidad de intermediarios.

Todas estas ideas pueden estar, por ejemplo, respaldadas por un contrato inteligente, que tiene la propiedad de quedar instalado de forma distribuida en diferentes computadoras a través de un sistema de blockchain que garantiza el cumplimiento de las cláusulas.

Con un contrato inteligente se pueden realizar transacciones basadas en acuerdos registrados por ambas partes como contratación de productos financieros o de seguros, depósitos en garantía, operaciones de compra y venta instrumentos financieros en los mercados bursátiles, de préstamos personales sindicados o reparto justo de regalías, gestión de derechos de autor y asuntos tan banales como cumplimiento de apuestas o compromisos preestablecidos, entre otras muchas ideas que la gente puede concretar en este tipo de acuerdos.

Conoce más de negocios del futuro en este post Robin Reyes del Financiero titulado “Consejos de un inversionista de Silicon Valley

Imagen

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.