Blog

Guarda una décima parte de lo que ganas

Los números económicos en el país son cada vez peores. En los últimos 40 años ha caído el 75% del poder adquisitivo de la población, el número de pobres sigue creciendo y sólo el 2.5% de los mexicanos gana más de 22,000 pesos. Esto sin contar los problemas económicos del principio del año.

Pero de acuerdo con los expertos en finanzas personales las cifras económicas no significan mucho desde una perspectiva personal si el objetivo es mejorar nuestras finanzas y niveles de bienestar.

Uno de los consejos más poderosos es el de ahorrar el 10% de lo que se obtenga, sin importar si lo que se gane sea mucho o poco.

A la décima parte de los frutos del trabajo se le conoce también como diezmo y su historia se remonta a la historia de una tribu israelita como una manera de sustento. Su uso era interesante pues, entre otros usos administrativos, los recursos obtenidos por el diezmo debían obligatoriamente usarse para ayudar a viudas, huérfanos y extranjeros.

La costumbre del diezmo ha recorrido la historia de la humanidad, se ha considerado un impuesto y por supuesto como una contribución religiosa par la Iglesia. Por lo tanto, es una costumbre llena de significado que bien puede aplicarse a nuestra formación personal.

La historia ha demostrado que la décima parte se convierte en mucho cuando se ahorra, pero no significa prácticamente nada cuando se ahorra. Gastar sólo nueve partes de lo ganado no hará mucha diferencia. El dinero escaseará del mismo modo, pero guardar ese pequeño monto cada día de pago no sólo nos dará la esperanza de hacer algo nuevo con ese dinero, también nos dará una energía mental de saber que algo de lo que ganamos estamos conservando. Mejorará por lo tanto nuestro estado de ánimo al tener una satisfacción personal cada vez que lo ahorremos.

De acuerdo con Clason* la costumbre de guardar el 10% de nuestros ingresos se irá facilitando en la medida en que lo vayamos practicando.

Fuente:

"El hombre más rico de Babilonia\" publicado en 1926 por George S. Clason

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.