Blog

Fraudes con mensajes de texto

En el mundo técnico se le conoce como "smishing" que es un nombre compuesto de mensajes SMS y fishing y lo que buscan es atrapar tu interés para que hagas lo que menos te conviene.

Pero saber o no su nombre no es importante, lo que si cuenta es que no caigas en sus trampas. Son mensajes de texto que llegan de números desconocidos a tu teléfono móvil.

Quienes diseñan estos mensajes están constantemente actualizándose para detectar áreas en donde las instituciones actúan para emularlas con intenciones de engaño y esto es lo que hace sus mensajes tan efectivos.

Su contenido está planeado para apuntar a tus emociones. Las personas son conmovidas por diferentes razones, por lo que envían diferentes tipos de mensajes, porque basados en probabilidades, llegarán a personas que el mensaje les haga sentido y les haga reaccionar.

Los mensajes pueden hablar explotar emociones como

-Preocupación, si eres una persona desconfiada, un mensaje como “hemos detectado un movimiento inusual en su tarjeta” moverá todo tu cuerpo y emociones a reaccionar.

-Ambición, si eres una persona en búsqueda de oportunidades, un mensaje como “Por usar su tarjeta de crédito Le comunicamos que usted ha ganado nuestra rifa anual por una auto nuevo”

-Vergüenza: mensajes te harán reaccionar de inmediato: “confirmamos que ha sido de alta en un servicio de citas, se le cobrarán dos dólares diarios. Si usted no se inscribió a este servicio favor de…”

Todos estos mensajes lo que buscan es despertar tu necesidad de comunicarte con el emisor del mensaje para resolver un problema o aprovechar una oportunidad. Están diseñados para explotar el sentido de urgencia, de modo que no les dé tiempo a las víctimas de pensar o consultar con alguien. La intención por lo general es llevarte a un link en donde te solicitarán tus datos de tarjeta o bancarios y con ellos poder defraudarte.

Aunque vaya en contra de tus sistemas de alerta, la clave para no caer en estas trampas es no reaccionar. Si el mensaje es de un banco, busca los teléfonos de tu tarjeta en el mismo plástico y márcales para asegurarte de que no haya problema. No respondas a ningún mensaje, por oficial que parezca, ni confíes en llamadas que dicen que lo hacen para cuidar tus intereses.

Si tienes dudas de porque te están llegando estos mensajes y si alguien ya puede tener información que comprometa tu seguridad contrata un servicio en una SIC como Protege ID que investiga en internet profundo cualquier información personal que esté siendo comercializada.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.