Blog

Errores financieros que los ricos evitan

Lo sabemos bien: el trabajo duro no garantiza ninguna riqueza, quizá sólo nos asegure conservar nuestro empleo -que es algo que vale la pena proteger-. La verdad es que con el tiempo empiezan a dejar de emocionarnos las historias de los ricos que comenzaron desde cero, trabajando duro, ahorrando y… teniendo suerte.

Podemos trabajar duro toda la vida, ahorrar mucho y nunca tener suerte. Aunque terminar nuestra vida laborar con un ahorro importante es mucho mejor que llegar a la edad de jubilación con deudas inacabables y sin un centavo, la realidad es que todos queremos más y es muy poco alentador esperar un golpe de suerte.

Una solución más razonable es empezar desde ahora con alguna actividad que nos acerque más a la posibilidad de ser ricos y no es cualquier cosa pues, tan importante como la suerte, es necesario un cambio de mentalidad.

Cambiar la forma en cómo manejamos el dinero es un gran paso para hacer un mejor uso de él, y en este terreno tenemos mucho que aprender de los millonarios.

El emprendedor Daniel Ally, que se convirtió en millonario a la edad de 24 años publicó en Business Insideruna interesante lista de los errores financieros que los millonarios nunca comenten. Es conveniente revisar si nosotros sí los estamos cometiendo y evitarlos ya.

1. No invertir en uno mismo.

Benjamín Franklin, dijo: "Una inversión en ti mismo paga el mejor interés." No esperes a que te capaciten en tu trabajo, o que te paguen un curso para actualizarte en tu profesión. Invierte en ti mismo para mantener el nivel de competencia profesional que el marcado requiere.

2. Excederse en entretenimiento.

En promedio las personas invirtieron en redes sociales, durante el 2015, dos horas diarias. Algo similar ocurría cuando la televisión era la reina del hogar. La mayoría de las personas pasan momentos tan estresantes en su trabajo y familia que necesitan urgentemente distraerse, están en internet, ven la televisión, van al cine, o a conviven con amigos. El entretenimiento es necesario para vivir de forma saludable, pero el problema es no excederse. Si no aprovechamos el tiempo libre en actividades que nos permitan crecer nuestras habilidades o inversiones estaremos cavando nuestro destino en la dirección del consumismo y no de la riqueza.

3. Compras a crédito innecesarias.

“Si compras cosas que no necesitas, pronto tendrás que vender las cosas que necesitas.” Esta es una de las frases más populares del conocido millonario Warren Buffett y a pesar de ello pocas personas lo siguen. La gente hace compras por un sentido de pertenencia a un grupo social, el problema es que el parecer rico no te hará rico, sino todo lo contrario, especialmente si esas compras las hacemos con tarjetas de crédito que se caracterizan por tener las tasas de interés más altas del mercado.

4. Ocultarte de tu cónyuge.

A la mayoría de las personas casadas no les gusta hablar de dinero con su pareja. Viven en una sociedad conyugal, pero en el fondo se sienten más cómodos con la idea de ser dueños de su dinero y compartir un poco para la convivencia en pareja. El problema es que el manejo con esta modalidad de discreción no ayuda a hacer crecer el dinero, es necesario que ambos decidan qué hacer con el dinero que ambos reúnen para decidirse por inversiones más inteligentes que el de la satisfacción personal

5. Hipoteca a como dé lugar

Es probable que nuestros abuelos hayan hecho el negocio de su vida con una hipoteca de interés fijo que seguía vigente en tiempos de inflación. Nuestros padres no tuvieron tanta suerte, pero nos heredaron la idea de que tener una casa es lo más importante para hacer patrimonio. Y en sentido estricto es verdad. Las casas tienen mucha plusvalía y los créditos hipotecarios aún tienen tasas razonablemente bajas. Pero la adquisición de una hipoteca debe de planearse muy bien, pues es un compromiso que durará muchos años y las condiciones de nuestros ingresos o de nuestros gastos pueden cambiar. Si nuestros ingresos aun no son suficientemente altos o son inseguros, es más conveniente pensar en cómo evitar el error número uno, antes de cometer este error.

6. Esperar que lo que ahorramos obligatoriamente para pensionarnos es suficiente

Las mismas autoridades financieras han dicho que lo que ahorramos para pensionarnos no será suficiente. La mejor forma de ganar una pensión cómoda es acumulando patrimonio e inversiones productivas, gastar en consumo y diversiones en lugar de pensar en inversiones y crecimiento patrimonial es un camino que no sigue la gente rica.

7. Compras baratas de mala calidad

Lo barato que no es durable no es un ahorro sino un gasto fallido. El valor de un producto o servicio no está solamente en el precio, sino en los beneficios reales que ofrece. Una compra bien planeada, que está respaldada por una investigación sólida y un análisis comparativo de precios y beneficios es una de las mejores maneras de hacer rendir nuestro dinero.

8. No disfrutar el ahora.

El consumismo es divertido. Durante 50 semanas de trabajo, la gente piensa en las vacaciones y cuando finalmente consiguen sus dos semanas de descanso, sólo piensan en el trabajo. La verdad acerca de llegar a ser rico es que se debe disfrutar del dinero que ya tiene, ya sea unos pesos o millones. La capacidad de divertirse tiene que ver más con la actitud que con el dinero, por eso es importante encontrar formas de pasarla bien todo el tiempo libre y no esperar a unas vacaciones efímeras que sólo nos traerá mayores gastos y desbalance a nuestras finanzas.

9. No ahorrar

La mayoría de la gente se gasta su dinero en productos diversos. Cuando ven cantidad "X" en su cuenta bancaria, automáticamente piensa en lo que "necesitan" y lo compran inmediatamente. Sin embargo, este comportamiento impulsivo debe ser eliminado. Los ricos ahorran por lo menos el 10 por ciento de lo que ganan y rara vez se toma préstamos personales para sí mismos, incluso si piensan que lo necesitan.

10. Trabajar por dinero.

La mayoría de la gente en este mundo trabajan por dinero, pero los ricos piensan en la forma en que el dinero trabaje para ellos. Esto si es una transformación mental revolucionaria que debe reflexionarse seriamente.Trabajar duro no es suficiente.

EL cambio más importante que tienen estos consejos que debes evitar es el cambio de mentalidad. Es necesario ver el dinero, la vida, la diversión y el trabajo de un modo diferente. Y hacerlo no nos costará más dinero.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.