Blog

El dinero no es felicidad pero

El gobierno que contabiliza la felicidad

En un país muy muy lejano, en un lugar entre montañas y valles un monarca reflexiona sobre su responsabilidad que tiene con su pueblo y decide que no se preocupará más por la riqueza de sus habitantes, sino por su felicidad.

Aunque parece un cuento, no lo es. Ese reino existe y se llama Bután en donde el rey Jigme Senge Wangchuk, en la década de los 70, instauró el Índice de Felicidad Nacional Bruta ya que el concepto de PIB (Producto Interno Bruto) del mundo occidental no tenía sentido para él. Decidió entonces que él y su gobierno lucharían por incrementar la felicidad de sus súbditos.

La reflexión que este rey hizo fue interesante. El famoso PIB en realidad no significa nada para los individiuos. Las economías pueden crecer a ritmos impresionantes pero esto podría no traducirse en bienstar para sus habitantes, por el contrario peude ser más trabajo, más estrés, mas complicaciones y, por lo tanto menos bienestar. Al final el saldo final sería menos felicidad.

Su decisión destaca el papel que lo económico debe tener en la vidad de las personas, es decir el dinero debería ser un medio para lograr algo y no un fin en sí mismo.

¿Cuál es tu felicidad respecto al dinero?

Si lo aplicamos en el plano personal quizá podríamos encontrar importantes hallazgos en el esfuerzo que estamos dedicanto para ganar dinero,

Por ejemplo poedemos empezar por dejar de perseguir ciertos objetos que no nos dan bienetar pero que el deseo nos hace tomar créditos que al final de todo nos cuenta mucho trabajo pagar,

Bajo esta perspectiva, en donde el bien estar es más importante que el dinero podejos dejar de anhelar bienes materiales y profundizar en aquellas cosas que realmente nos harán sentirnos mejor.

Pensar en las personas y no en las cosas.

Podríamos pensar, por ejemplo, que nuestros hijos requieren la mejor educación, que casi siempre se relaciona con escuelas más caras, cuando en realidad lo que necesitan es más atención y orientación hacia actividades que realmente les gusten.

Lo mismo puede ocurrir con nuestras parejas y hasta con nosotros mismos.

Un antiguo sabio dijo: el que no es feliz con poco no lo será con mucho.

El dilema de buscar la felicidad con el dinero

Quizás el problema estribe en que queremos obtener algo (felicidad) pero dedicamos nuestro tiempo a buscar otra cosa (dinero). Bajo la premisa no comprobada de que si tenemos dinero en automático nos sentiremos felices.

Pero los testimonio de las personas que tienen mucho dinero demuestra que no garantiza la felicdad. Es un trabajo que se debe realizar en paralelo

Por spuesto que coincidimos con la popular frase de que "el dinero no trae felicidad pero es mejor llorar en un Ferrari" ¿ a quien no?

El tema es que dedicamos demasiado tiempo de vida a ganar dinero y no nos damos tiempo para disfrutar de acontecimientos que nos pueden hacer muy felices, casi todo ellos relacionados con nuestros seres queridos y no necesariemente con dinero.

Trabajar en paralelo la felicidad, mientras nos dedicamos al trabajo o los negocios nos hará no sólo más felices, sino que aprenderemos a entender que lo má valioso no está en el dinero sino en nuestro reducido tiempo de vida

También puedes leer:
Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.