Blog

Cuando necesitas un préstamo personal

Lo ve uno tan fácil en las películas, o en las historias de éxito de algunos empresarios, que pareciera que sólo es cuestión de decidirse a emprender, pedir un préstamo personal y empezar el camino de la riqueza.

Pero en la vida real los inicios de un negocio no son tan simples. Los empresarios exitosos suman muchos fracasos en sus historias de éxito y estos a menudo son más frecuentes al inicio de sus carreras.

Esa es la razón por la que los bancos prefieren dar un crédito automotriz o una tarjeta de crédito a un empleado que tiene un ingreso regular que, a un empresario novato, que rebose entusiasmo y buenas ideas, pero no tenga nada con que respaldar un préstamo para crear una empresa.

De hecho, no existen muchos préstamos personales para financiar proyectos de emprendedores. Hay créditos o préstamos personales que pueden usarse para cualquier cosa (incluso la de desarrollar un proyecto empresarial) pero estos créditos los ofrecen los otorgantes de crédito a personas que han mostrado una trayectoria impecable en su historial crediticio, su calificación es buena y tienen acceso a su Reporte de Crédito.

¿Esto significa que los emprendedores no deben de considerar los créditos como una opción en sus proyectos de negocio? La respuesta me la dio un inversionista cuando buscaba socios para invertir en un proyecto empresarial: “si tu idea es buena y tienes la experiencia, obtener el dinero no será problema… y así fue”. Sin embargo, el tener los recursos de inicio, no fue la solución, el proyecto era bueno, el dinero existía, pero el mercado compuesto por empresas corporativas quería que estuviéramos operando un año para poder confiar en nosotros.

Como expliqué anteriormente, los bancos tienen mucha experiencia en el tipo de situaciones al que se enfrenta una empresa, por eso son más cuidadosos con los créditos que ofrecen, pues un emprendedor, ya sea como persona física o en sociedad, afronta más retos y variables que un empleado que tiene un ingreso regular con que responder si solicita un crédito personal o de nómina.

La experiencia y no el dinero es la clave para llevar a la realidad una buena idea de negocios. Si estás pensando en emprender, considera que el dinero no es el primer requisito para echar andar tu empresa, piensa en hacerlo desde casa, sin empelados, rentando lo necesario y sobre todo vendiendo, haciendo mercado, pues bien dicen que el que es dueño de un mercado es dueño de un negocio.

Sin embargo, Banco Azteca -por ejemplo- es una de las pocas instituciones bancarias que ofrecen préstamos para microempresarios con un concepto de basado en el modelo de microfinanzas que denomina Micronegocio, por lo que no exige garantías. BBVA Bancomer es otro ejemplo de instituciones que ofrecen créditos a emprendedores pero exige obligados solidarios y garantías del crédito.

Lo que se debe considerar es que estos créditos generalmente están orientados a empresarios que ya tienen experiencia en su negocio, conocen su flujo de dinero y tienen la suficiente solidez para comprometerse con un crédito para financiar la compra de un equipo de trabajo o la operación de su empresa.

Para los que quieren empezar un negocio tendrán que planear su proyecto basados en la escasez de recursos. Aunque la experiencia muestra que las fundaciones de estos negocios se basan en algún préstamo personal de familiares o amigos que tiene lazos de amor y amistad y que consideran que el riesgo de no recuperar su dinero es una de las variables al dar este tipo de créditos.

Aunque hay experiencias exitosas de empresas que se han fundado con un crédito personal o incluso con una disposición en efectivo de una tarjeta de crédito, lo recomendable es no recurrir a este tipo de préstamos a menos que se tenga la plena certeza de que el dinero se recuperará de inmediato. Es decir que se tiene el cliente asegurado y que sólo basta comprar el producto para obtener una ganancia.

En este sentido mercado libre ha liberado un tipo de crédito para negocios que ha definido como Mercado de Crédito dirigido a los microempresarios y pymes que venden a través de su plataforma con una tasa del 23 por ciento y sin necesidad de garantías. Justo piden la experiencia de vender más de 5 mil pesos mensuales para ofrecer otorgarlo.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.