Blog

Cómo puedo reducir la contaminación

Es probable que la oleada de frio extremo provocada por el aire de muy baja temperatura proveniente del vórtice polar te haya movido a la reflexión sobre la inestabilidad del clima debido a la contaminación ambiental.

Aunque es poco lo que podemos hacer como individuos, es un hecho que si cada uno de los seres humanos pusiera su mejor esfuerzo el reto de la descontaminación y control de emisiones se reduciría de forma drástica.

Más allá de las discusiones científicas y geopolíticas, la mayoría de las personas se preguntan cómo pueden contribuir a reducir el impacto de la contaminación ambiental. Es muy agradable salir a la calle y ver como las personas han adquirido consciencia respecto a los empaques y el uso de popotes y vasos desechables, por lo que podemos asegurar que la conciencia de nuestra sociedad empieza a despertarse

Pero la reducción de las bolsas de polietileno y la desaparición de popotes no reducirá de forma importante la huella de carbono, pues hay actividades humanas que hacen un gran consumo de energía como son los procesos industriales, transportes de todo tipo y producción de energía eléctrica para industrias, servicios comercios y en casa.

Sin embargo, son los hábitos humanos los que se convierten en tendencias de consumo y oportunidades de negocio que para satisfacer esa demanda invierten energía en grandes cantidades. Así que el hecho de que revisemos y cambiemos nuestros hábitos de consumo hacia otros que utilicen menos energía sin duda beneficiará al mundo y a la humanidad.

Así que, si tes estás preguntando que puedes hacer para contribuir a la reducción de la huella de carbono, hicimos un comparativo para que recuerdes que hay más cosas que se pueden hacer para apoyar los esfuerzos de muchas personas por reducir la contaminación


Tipos de consumo por gasto de energía

Consumo
de Energía
Alto Medio Bajo Muy
Reducido
Transporte
al trabajo o
escuela
Auto particular con una persona
Auto particular con dos o más personas
Transporte público
Biciclieta o ir a pie
Alimentos
Preparados
De zonas distantes con empaques desechables no biodegradables
De zonas cercanas con empaques no biodegradables
De la misma zona con empaques reutilizables
Dieta de verduras crudas
Alimentos
para
Cocinar
Fabricados de forma industrial e importados con empaques no biodegradables
Fabricados industrialmente en zona indutrial con empaques no biodegradables
Productos producidos localmente comprados a granel
Producción para autoconsumo sin uso de energía eléctirca o combustible
Libros
Impresos en ediciones de lujo importados
Impresos localmente en ediciones económicas
Libros usados
Libros electrónicos o audolibros
Vacaciones
Incluye avión hoteles de lujo y deportes con uso de combustibles o electricidad
Viajes cortos en viajes, hoteles de tres estrellas, comida local
Transporte público terrestre, hospedaje en hosterías sin muchos servicio
Turismo ecológico viajando en bicicleta o a pie
Entretenimiento
Carreras de autos motocicletas o vehículos de combustión interna
Conciertos con espectáculos, desfiles
Fiestas, conciertos sin espectálo, cine, bares, videojuegos Juegos de mesa
Ropa
De moda y un solo uso con estampados que requieren uso de metales, productos importados
Ropa de fibras naturales que se producen localmente

Ropa de fibras biodegradables, reciclaje de ropa
Ropa de fabricación artesanal desde el hilo hasta el empaque

Gasto de energía

La regla básica que siguen los expertos es determinar el consumo o gasto de energía que se requiere para que el bien o servicio llegue al consumidor. Obviamente los productos importados que requieren ser transportados y que además están sometidos a un largo proceso de industrialización son mucho más contaminantes que aquellos que se consumen prácticamente sin un proceso contaminante.

Por ejemplo, un libro impreso en Europa, desde el árbol que se usa como materia prima, la fabricación del papel, la producción del libro, las tintas y forros, además del viaje que requieren los libros por barco, avión y camión hasta llegar a una librería es mucho más alto que el de un PDF que podemos adquirir desde cualquier rincón del planeta casi de manera instantánea. Por supuesto se consume energía al leerlo y al producirse, per la huella de carbono es mucho mayor con un libro impreso.

Lo mismo puede ocurrir con una carne asada cuyo origen es un país lejano comparado con la compra de unas frutas locales que el vendedor recolectó esa mañana y transportó a para venderlo en un mercado local.

Impacto en finanzas personales

Lo interesante al adoptar una posición más ecológica en nuestras vidas es que en la mayor parte de los casos beneficia nuestras finanzas personales. No es lo mismo buscar tener ropa de moda, viajar a lugares lujoso y desear autos caros y grandes que viajar en bicicleta, tener unas vacaciones ecológicas. No sólo se trata de un cambio de hábitos sino de una toma de conciencia que nos ayuda a concentrarnos en la experiencia y no en los objetos.

Con una planeación adecuada incluso hay algunos gastos que pueden ser más rentables con la ayuda del crédito. Por ejemplo, si en la vida anterior a la pandemia acostumbrabas a ir al gimnasio en auto pagando una membresía, estacionamiento y consumo de energía, quizás ahora puedas cambiarlo por hacer ejercicio en bicicleta que te reducirá de forma significativa tus gastos, de modo que obtener una bicicleta a crédito pude ser una gran inversión.

Es importante subrayar que hay productos que son más caros que los normales. Por ejemplo, en la ropa es mucho más barato comprar un producto hecho en china con procesos contaminantes que una prenda producida con métodos artesanales y productos naturales. Lo mismo ocurre con los autos ecológicos que a pesar de los incentivos de gobierno siguen siendo relativamente más caros que vehículos de combustión interna tradicional.

En ambos casos se trata de una situación de conciencia. Comprar productos fabricados localmente beneficia a gente más cercana a nosotros, pero si lo hacemos con pequeños negocios, los beneficios son directos en el bienestar de las personas, lo que construye una sociedad mejor que es el lugar donde vivimos.

Así que en este contexto gastar más o pagar más por un producto puede ser vista como una inversión para personas que tienen una visión de largo plazo más allá de sus propias cuentas bancarias.

Tu futuro moderno y ecológico

No se puede perder de vista que el futuro está determinado por un nuevo paradigma tecnológico que cambiará radicalmente las formas de producción. Es probable que los grandes procesos industriales y los modos de creación artesanal sean productos de un pasado hundido por nuevas soluciones tecnológicas que resuelvan el dilema de una forma más inteligentes.

El fenómeno de internet se ha caracterizado por la descentralización. Su antecedente fueron las supercomputadoras que procesaban información de manera descentralizada, las cuales fueron obsoletas a partir de una red de cómputo interconectada con nodos inteligentes por computadoras personales.

La tecnología blockchain no es muy diferente, si la primera era de internet descentralizó la información, ahora el Blokchain ayuda a descentralizar el valor.

Información y valor descentralizados son la fórmula ideal para la producción local e independiente. Por lo que es muy altamente probable que las nuevas generaciones desarrolles nuevos modelos de empresas que aprovechen esta tecnología descentralizada para generar economías locales que han sociedades mejores.

Desde esta perspectiva podemos reflexionar en nuestro consumo que ahora no sólo debería ser informado, sino también visionario, pue será nuestro consumo el que permitirá que estos modelos avanzados de negocio se hagan realidad.

Reducir la contaminación con una visión evolutiva

Si tu compromiso está realmente con reducir la contaminación del mundo sin que esto dañe tu economía, el camino es el de estar bien informado más allá de la información que se crea con fines de mercado o de política, la cual no está exenta de compartirse en las mismas escuelas y universidades.

La palabra conocimiento puede entenderse mejor si la vemos como una manera de apropiarse de la información. Se trata de un proceso similar el de la alimentación. Una cosa son los alimentos y otra los nutrientes que nuestro sistema digestivo absorbe para hacer funcionar el organismo. El conocimiento es similar se debe digerir y apropiar para aprender a reducir las huellas de carbón construyendo una sociedad orientada al futuro y beneficiando nuestras finanzas personales.

Otros camparativos que recomendamos leer:

-

.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.