Blog

Cómo pagar créditos sabiamente

No te endeudes de más

Una regla que los millonarios mencionan continuamente es el hecho de vivir por debajo de nuestras posibilidades financieras reales. Lo que en el mundo del crédito podría traducirse como tener mayor capacidad económica que la que nuestros créditos nos exigen.

Vivir al límite de nuestra capacidad de crédito es como caminar por una cuerda floja, cualquier desequilibrio nos puede llevar a caer. Pero si nos comprometemos a créditos que podemos saldar más fácilmente, podremos volcar los beneficios de los préstamos a nuestro favor.

Adelanta pagos

La segunda regla es observar que no hay crédito comercial cuya tasa de interés sea menor a la máxima tasa que pueden pagar los bancos por ahorrar. Esto te llevará consecuentemente a una conclusión inevitalbe, que consiste en hacer consciente que es casi imposible encontrar tasas de interés que estén por debajo de la inflación anual.

Por lo tanto si tenemos un incremento de ingresos que superen de forma importante nuestros compromisos de pago podemos obtener muchos beneficios si nos dedicamos a adelantar nuestros pagos de los créditos que tenemos en lugar de ahorrarlo, ya que este ahorro nos pagará menos en rentas que lo que ahorraremos en tasas de interés al liquidar antes nuestros créditos.

Beneficioa de prevenir

La matemática es sencilla. Supongamos que tenemos un crédito hipotecario a una de tasa fija anula a 15 años. Los asesores inmobiliarios dirán, con razón, que el beneficio consiste en el valor adicional que tendrá nuestro inmueble al finalizar el crédito, lo cual será al final una inversión patrimonial a pesar de los intereses pagados.

¿Pero qué pasaría si en lugar de pagar la mensualidad a los que estamos obligados empezamos a pagar el doble? La deuda se reducirá a menos de siete años (por los intereses no devengados) y el valor del inmueble también se conservará. Es decir pagaremos menos de intereses, pero le valor del inmueble será el mismo, lo que significa que obtuvimos una ganancia adicional.

También es un ingreso mayor que la que obtendríamos si nos dedicamos a ahorrar ese dinero en una cuenta tradicional de inversiones bancarias.

Busca el incremento patrimonial

Una de las claves para mejorar en nuestra capacidad para hacer pagos es entender que el crédito es una herramienta y que ésta puede usarse para cualquier cosa, pero si nuestro objetivo es usar las finanzas para nuestro beneficio, entonces es necesario que el crédito que tengamos tengo una razón relacionada con el incremento de nuestro patrimonio o nuestro bienestar.
No es lo mismo adquirir un crédito para saisfacer un capricho que hacerlo para mejorar nuestra calidad de vida o invertirlo en la compra de un objeto que crezca con el tiempo. Cuando le damos a nuestros créditos un objetivo, tenemos de entrada una forma de medir los créditos que estamos tomando. ¿Cuántos créditos tienen una meta clara y cules fueron impulsivos o no bien pensados.
No todos los créditos podrán tener una calidad adecuada para nuestro patrimonio. Por ejemplo hay compras indispensables que tienen una función social, por ejemplo invitar a comer a alguien o dar un regalo por alguna razón. Y es posible que estos gastos los necesitemos diferir para no perder nuestro balance de gastos e ingresos.
No se trata de tener un uso del crédito exclusivamente para alcanzar objetivos financieros sino que sepamos cuáles créditos tiene objetivos y cuales son necesarios aunque impliquen un gasto. El balance lo decidimos nosotros, lo realmente relevante es que sepamos que estamos haciendo con nuestro consumo y créditos.

También puedes leer:
Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.