Blog

Cómo manejar un crédito de forma inteligente

El uso del crédito es polémico: Algunas personas vemos beneficios en su uso, son una herramienta útil que permite obtener productos, bienes o servicios cuando se requieren y no necesariamente cuando pueden pagarse. También son un recurso importante para contar con los recursos necesarios para crear una manera de generar riqueza.

Pero también hay peronas que no lo aprueban. Por ejemplo hay consejeros financieros que muestran -hacia el crédito- una connotación negativa. Esto se debe básicamente a que su mal uso puede causar graves daños al patrimonio tanto del que solicita el crédito, como el que lo otorga.

Pero esta evaluación sólo se concentra en las malas experiencias, que son más bien una excepción. La mayoría de los usuarios del crédito obtienen más beneficios que perjuicios al ayudarles a obtener productos y servicios cuando lo requieren. Millones de personas ahora mismo están usando sus autos, casas y quizá hasta ropa y otros objetos comprados a crédito, Sin duda para poder salir de vacaciones también es posible que hayan usado algún tipo de crédito.

El crédito es una herramienta sin sentimientos

Al ser una herramienta, el crédito no es malo ni bueno. Todo depende de quien lo use, de la capacidad de obtener las mejores condiciones crediticias y del pago puntual que se haga del mismo. Si se tiene la certeza de que el crédito es una solución a una necesidad específica y que podrá ser pagado con puntualidad, la decisión no sólo debe referirse a tomar o no un crédito, sino cuales serían las mejores condiciones posibles que se pueden obtener al solicitarlo.

En este sentido el crédito debe conocerse para obtener las mejores condiciones posibles. En lugar de temer a la deuda, es mejor analizar como hacer para obtener el mejor provecho a esta herramienta para lograr los objetivos personales que se están buscando.

Si ésta es tu perspectiva, los siguientes consejos de expertos para hace un uso inteligente de tu crédito pueden ser de utilidad.

Baja tus costos de tu crédito

Si tienes saldo de un préstamo que te está costando demasiado, considera reemplazarlo con un crédito más barato. Eso es exactamente lo que sucede cuando se refinancía o consolida una deuda, pero no es necesario caer en esos extremos para analizar los créditos disponibles y ver si es conveniente sustituir un crédito por otro más barato.

Los usuarios de crédito que son puntuales, han logrado un buen score de crédito y, por lo tanto, reciben de diferentes instituciones diferentes ofertas de crédito. No es conveniente rechazar todas, sin analizarlas. En ocasiones vale el esfuerzo escuchar las condiciones y compararlas con las que tienen actualmente, de pronto puede salir una oportunidad para transferir una deuda y pagar menos intereses.

Si por una razón en particular se salió de control tu tarjeta de crédito y no has podido volver a tu intención de un uso adecuado de tu tarjeta, quizás un crédito personal o de nómina puedan ayudarte a volver a ese control a la vez que se pagan menos intereses.

En el caso de los créditos hipotecarios, no te olvides de la portabilidad, un beneficio que te ofrece la ley para cambiar tu hipoteca a otra con mejores condiciones.

El crédito es para crecer

Una manera inteligente de usar un crédito es el de usar el recurso para mejorar las posibilidades de hacer más dinero. En este aspecto no se puede generalizar, pues cada persona tiene un perfil especial de ingresos, pero sí estás pensando en crédito es conveniente considerar que este compromiso de pago se oriente a servicios o productos que generen posibilidades de mayores ingresos como cursos, herramientas para mejorar tu posición e ingresos en el trabajo, o mejoras para un negocio que ya se tiene.

La recomendación, como siempre, es que se debe tener mucho cuidado y no hacer cuentas alegres. El tomar un curso no garantiza ningún nuevo ingreso, sólo abre la posibilidad. Ocurre lo mismo con mejoras o inversiones en negocios. Tomar un crédito pensando que se va a pagar con los nuevos recursos que se generen tiene un alto riesgo y no es conveniente tomarlo.

Conocí a una persona que tuvo mucho éxito vendiendo productos de su región hechos en la cocina de su casa. Era un trabajo de fin de semana que creció a tal grado que era imposible seguir cocinando en casa sin afectar la vida familiar. Con el dinero que ganó pudo adaptar un área desocupada del patio y una estufa industrial, la cual si la compró a crédito, pues tenía pedidos haciendo turno de espera. En este caso el crédito sí se pagaría con los ingresos generados con el producto comprado a crédito

Mejora tu score crédito

En términos simples, tu crédito revela cuán responsable eres al pedir prestado y pagar deudas. Esto significa que cualquier adeudo que tengas, desde créditos renovables hasta préstamos a plazos, puede ayudarte a mejorar el uso de crédito y aumentar tu score de crédito, si eres responsable y puntual con los pagos.

Por supuesto, no es prudente tomar prestado únicamente con el fin de mejorar tu score crediticio. Pero si trabaja para administrar bien tus deudas, puede ayudarte a alcanzar una mejor calificación crediticia y con ello tener acceso a una mayor diversidad créditos con tasas más bajas.

La configuración de pagos automáticos y alertas de fecha de vencimiento para administrar tu deuda existente es una manera fácil de controlar tu deuda. Pagar siempre tus mensualidades a tiempo es lo mejor que puedes hacer por su crédito. La automatización del proceso y la configuración de recordatorios pueden evitar errores que afecten tu crédito.

No tomes créditos por impulso

La clave para que el crédito sea una herramienta a tu favor es nunca tomarlo a la ligera. Y esto significa más de que un análisis objetivo, especialmente los que son a mediano plazo (más de 12 meses). Siempre es difícil predecir el futuro, pero en tiempo de incertidumbre financiera y política como los que vivimos es más complicado prever lo que pueda pasar en los siguientes seis meses. Así que no hay como la prudencia para tomar los créditos que convienen y que sí se pueden pagar.

Lo peor que puede ocurrir es tomar créditos por razones insulsas como lo que le pasó a la chica con fotos de viajes en Instagram y que no pudo pagar el crédito que pidio para mostrar un estilo de vida que realmente no tenía.


También te sugerimos leer:

Pagas tus créditos pero tu score va a la baja

¿Qué es más importante un reporte de crédito o un score de crédito?

Score Fico ¿qué es y para qué sirve?

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.