Blog

Beneficios del pago puntual

La idea falsa sobre la impuntualidad

Hay una idea errónea sobre ser impuntual. La sociedad ha heredado la creencia de que el ser impuntual da poder. No son pocas las personas que llegan tarde a sus compromisos, por ejemplo, porque con eso dan una señal de que son valiosos y vale la pena que los demás lo esperen.

La idea se extiende a otros ámbitos como la escuela, el trabajo, la relación de amistad o de pareja y por supuesto el de las finanzas personales. Se tiene la idea de que al ser impuntual se gana en poder y se imponen las reglas propias cuando lo que se está destruyendo la reputación personal al construirse una fama de impuntual.

Una persona que no es puntual a la larga pierde la confianza de los demás y es tratada con previsión, tomando en cuenta esa falta de cumplimiento en lo que ofrece. Es decir, se le cita antes o simplemente no se toma en cuenta su presencia.

Pero la impuntualidad es más compleja en el tema de las finanzas personales. Cuando se cumplen los compromisos de pago, pero con impuntualidad se cae en una relación perversa en donde el que gana es la institución y pierde el consumidor debido a los intereses moratorios y los cargos y comisiones por retraso de pago.

Esto sin contar el aviso de retraso en el pago que se hace a los burós de crédito (aunque sea de un solo día) y que terminar por afectar su imagen ante las demás instituciones simplemente por el hecho de no haber sido puntual en los pagos.

La puntualidad en las finanzas personales

Contrario a la idea de que la impuntualidad da importancia, en el caso de las finanzas personales, la puntualidad es clave para obtener mayores beneficios, tanto de nuestras inversiones como la del pago de los servicios y los créditos. Solo considera esto. Una institución financiera tiene miles de clientes. De modo que siempre tendrá más experiencia que tu respecto a la forma en como debe manejar el tema de la puntualidad. Antes que tu ha habido muchas personas que han intentado ganar retrasándose en los pagos; cada vez que alguien tiene éxito, resuelven ese defecto con una nueva medida que impida que a la gente le convenga retrasarse en sus pagos. Esto quiere decir que estás en una lucha desigual, en la que seguramente terminarás dando más dinero de tu bolsillo.

Por el contrario, a las instituciones financieras les gusta tener clientes que sean puntuales con sus pagos, por lo que buscará darle más beneficios para tenerlos como clientes y no se vayan a otra institución.

Desde esta perspectiva ganarás más siendo puntual.

Pagar hasta el último minuto

Aunque es verdad que los buenos financieros pagan hasta el último día sus compromisos (pero siempre de forma puntual) esto lo hacen porque para estos expertos cada minuto cuenta. Sus inversiones les darán dinero hasta el último minuto por lo pagar hasta la fecha límite de pago siempre les traerá ganancias.

Pero no ocurre lo mismo cuando tenemos nuestro dinero en nuestra cuenta de bancos esperando el vencimiento de la fecha de pago para pagar en último momento. En este caso no hay ninguna ganancia por la que esperar, pero si se corre el riesgo de no poder pagar a tiempo por olvido o porque otros compromisos lo impidan.

Si no obtienes ninguna ganancia pro esperar al pago, es mejor que lo hagas antes, esto te ayudará a tener una visión más clara del dinero que tengas disponible.

La barrera mental de la fecha límite de pago

A menudo pensamos que la fecha de pago nos parece una fecha difícil de alcanzar. Siempre hay más compromisos e incluso en ocasiones nos inclinamos a preferir pagar unos días después cuando recibamos el siguiente pago y tengamos dinero, aunque esto signifique pagar de más por los intereses moratorios que genere.

En estos casos las fechas de pago no son más que una barrera mental. ¿Qué pasaría si lo viéramos al revés? ¿Es decir, en lugar de pagar al último considerarlos primero en la lista? Seguramente diríamos que no es posible porque no tenemos el dinero disponible para pagar antes. De esto trata la barrera mental, de pensar que es imposible detener durante unos meses otros gastos que creemos imposibles para pagar primero las deudas y tener otro ritmo de pago en donde sólo gastemos lo que nos sobre después de las deudas, hasta que éstas sean liquidadas. En ese momento cambiará la posición de la balanza, de pronto cuando los pagos de los créditos dejen de hacerse, el dinero disponible aumentará.

Emociones detrás del cumplimiento puntual

Si te cuesta trabajo ser puntual respecto a tus compromisos de pago, es muy recomendable que analices que es lo que te está causando conflicto, pues es probable que sean tus emociones las que te estén provocando ser impuntual por razones diferentes a las financieras.

Resolverlas no es fácil principalmente porque nuestras emociones están trabajando para que no seamos puntuales sin que nuestra razón lo tenga claro y en este caso hay que profundizar nuestros en nuestros sentimientos respecto a lo que estamos sintiendo que nos provoca la impuntualidad indeseada Ésta es una breve lista de las ideas personales que nos pueden llevar a incumplir con nuestros propios compromisos.

-Mi pareja ya no me amará si limito los gastos

Lo más seguro es que te dejará de amar si no pagas lo que debes y comprometes el patrimonio de la familia. Puede ser un momento difícil de comunicación con la pareja, pero es mejor hablar de evitar el gasto que tener más tarde discusiones acaloradas para encontrar la forma de pagar lo imposible

-Mis hijos lo merecen todo. No debo limitar su desarrollo

Ningún ser humano es absolutamente poderoso y seguramente no perteneces a ese privilegiado 1% de la población que es inmensamente rica. Por lo tanto tus hijos se merecen todo lo que puedas darle. Y la definición concreta y en pesos y centavos de esa capacidad de dar lo determina tu presupuesto. Es una tarea de adultos, los niños no pueden definir tu capacidad de pago.

-Mi familia y mis amigos van a pensar que no tengo éxito

Por lo general lo que las personas honestas aprecian de otras personas su espíritu de lucha, su entereza y su valor humano. Si los demás no saben apreciar lo que realmente eres, no te enganches con demostrar lo imposible. El éxito tiene la virtud de mostrarse por sí mismo, no se puede ocultar ni es necesario demostrarlo.

-Si no soy generoso nadie lo será conmigo.

Bueno, quizás esto sea cierto, pero lo que es seguro es que para dar primero hay que tener. No puedes dar lo que no es tuyo porque ya lo debes.

Todas estas emociones son válidas e importantes por sí mismas, pero es probable que tengan un argumento erróneo respecto a lo que tiene que ver con el dinero. Ni la falta de amor, la ausencia de su demostración de afecto y éxito se resuelven siendo impuntuales, más bien caemos en un engaño interior que nos hace aplazar el reconocimiento de un hecho que complica más la situación.

Si se tiene claro que es lo que ocurre con nuestra mente, sólo se requiere un momento de honestidad y valentía interior para resolverlo y cambiar la balanza a tu favor.

También te recomendamos leer:

20 consejos sobre finanzas personales para mejorar tu economía

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.