Blog

Autos a crédito

La compra de un auto nunca se pone a duda en la familiar o como una decisión personal. Si has resuelto tus necesidades básicas de sobrevivencia el auto es prácticamente una necesidad, ya sea que vivas en una enorme y conflictiva ciudad o, todavía más necesario, en un lugar distante.

Una vez que queda claro que la compra de un auto no es una inversión patrimonial, debido a su acelerada depreciación, la decisión de comprar un auto se justifica de cualquier manera por la movilidad que nos ofrece para ser más productivos y para dar bienestar a nuestra familia o a nosotros mismos.

Y desde esa perspectiva la compra de un auto a crédito es una buena opción, pues como se puede ver en el comparativo de créditos que hace el Banco de México los créditos automotrices son los más baratos de los créditos que está comparando, tanto desde el punto de vista histórico:

Como por plazo del crédito:

Con base en este comparativo comprar a crédito un auto, siempre y cuando sea con este tipo de interés o el que corresponda a la fecha actual, siempre será una mejor decisión financiera que comprar un producto de consumo con un préstamo personal, de nómina o con tarjeta de crédito. En primer lugar, porque estaremos pagando menos intereses; en segundo lugar, porque a pesar de su depreciación, un auto tiene una mayor posibilidad de reventa que cualquier electrodoméstico, electrónico o artículo que hayamos comprado a crédito con tasas de interés seguramente más altas.

Pero para obtener estos beneficios hay que hacer la tarea. Es decir, hay que investigar, no todos los otorgantes de crédito ofrecen los mismos beneficios, por lo que hay que hacer un balance entre el auto que queremos, el tipo de crédito que nos ofrecen y nuestra misma capacidad crediticia para poder optar por el crédito que más nos convenga.

En esta gráfica se puede apreciar, usando la misma herramienta de Banxico, como hay diferentes intereses que se ofrecen en el mercado y cómo los intereses se van incrementando de acuerdo con el monto y tipo de empresa que otorga el financiamiento.

Si aún no estás listo debido a que tu capacidad de crédito está limitada o quieres prepararte para asegurarte que podrás con un crédito a largo plazo, los consejos de expertos en créditos automotrices te pueden ser de utilidad.

Pon tus finanzas en orden

Antes de comenzar la búsqueda de automóviles, necesita poner tus finanzas en orden. Verifica tu score de crédito y tu reporte de crédito, revisa que todos tus créditos existentes estén en orden y pagados puntualmente.

También es importante que puedes pagar este nuevo crédito y para hacerlo deberás hacer algo similar a un presupuesto en donde enlistes tus gastos, los sumes y estés seguro que puedes con este nuevo compromiso. Esto te ayudará a saber hasta cuanto puedes comprometerte como pago mensual.

Por supuesto al conocer tu calificación o score de crédito, también sabrás que es lo que debes corregir para mejorarlo. Toma en cuenta que esta mejora te llevará tiempo.

Ahorra para un pago inicial

Mientras pones en orden tus finanzas, tienes tiempo para juntar dinero para el enganche o pagar lo más posible. Esta es una prueba de fuego, pues si estás dispuesto a tomar una parte de tus ingresos para pagar el crédito del auto, entonces teóricamente puedes empezar de inmediato.

Recuerda, como vimos en la tercera gráfica de este artículo, entre más crédito solicites, más intereses pagarás. Esto hace que sea muy importante que ahorres lo más posible. Una mensualidad baja en un plazo corto es lo ideal, pues en plazos largos, además de no tener la visibilidad de lo que podría ocurrir con tus ingresos a mediano plazo, el gusto por tener un auto nuevo se diluirá con el tiempo y el pago del crédito se podría convertir en una carga para ti.

Define lo que quieres y lo que estás dispuesto a pagar

La compra de un auto no es fácil porque generalmente tenemos predilección por un modelo, un tipo de auto, tamaño de motor, espacio, color, por supuesto marca y un sinnúmero de características del auto y razones emotivas para elegir un auto. Y en este análisis, por supuesto, dejamos de lado las razones financieras.

Por lo tanto, es importante poner en una balanza lo que queremos, con lo que nos conviene, financieramente hablando, comprar.

Esto requiere de un análisis objetivo, con los pies bien puestos en la tierra y controlando el gusto por la marca de un auto, que generalmente es lo que más nos apasiona. Por supuesto nos debe gustar lo que compremos, pero si nos vamos a dar un capricho y gastar más que en otro tipo de crédito o auto, debemos estar conscientes de esto y de nuestra capacidad para cumplir cabalmente el compromiso

Negocia

Una vez que hayas elegido el auto y seleccionado el crédito por su tasa de interés, la tarea no ha terminado, es importante que empieces a negociar. Nada está escrito y es probable que los vendedores cuenten con márgenes de maniobra para darte mejores condiciones.

Un experto en negociación una vez me dijo que para poder negociar había que tener otra alternativa de compra y estar dispuestos a irnos por la segunda opción, si la primera no cedía. Hacer esto requiere de mucho control emocional, pero ten la certeza de que quienes lo practican obtienen siempre algunas ventajas que los demás y, en ocasiones grandes ventajas.

En este vídeo obtendrás más consejos para comprarte un auto nuevo, todos ellos son útiles y no está de más invertir unos minutos para sacar el mejor beneficio a una compra que tardarás años en pagar.

Fuente

Fuente de las Gráficas

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.