Blog

20 consejos de finanzas personales para mejorar tu economía

Uno de los mejores consejos que existen para dejar de angustiarse con el éxito que esperamos es el de compararse no con los demás, sino con uno mismo. Aunque no es del todo exacto en esta semana decidimos hacer una compilación de los mejores consejos financieros que hemos reunido a lo largo de la vida de este blog.

Los consejos que estamos publicando no son todos y quizás no son los mejores, se quedan mucho fuera de este comparativo. Durante años hemos estado en la búsqueda de las mejores recomendaciones para mejorar nuestro trato con el dinero, desde lo que piensan las personas que han tenido éxito hasta lo que se ha encontrado en la ciencia. También las conclusiones que se obtienen de las investigaciones que hacemos o las referencias de otras disciplinas que pueden aplicarse a las finanzas personales.

Estos son los consejos financieros que te pueden ser útiles para el año 2021 que podría ser aún más complejo que el que despedimos


Consejos financieros para mejorar tu calidad de vida

#
Consejo Fuente
Vive con Crédito
1
Nunca gastes más de lo que ganas
Cómo administrar sin mi dinero sin complicaciones
2
Conoce el valor real de tu patrimonio, a lo que tienes resta lo que debes
Cómo identificar el estado de tus finanzas
3
Págate a ti mismo primero, ahorrando al menos 10% de lo que ganas
Las 5 leyes del dinero
4
Si haces lo que la mayoría hace probablemente estés cometiendo un error financiero Si quieres bienestar financiero no hagas lo que la mayoría
5
Invierte en lo que sabes: el dinero escapa de inversiones que no se conocen y de ganancias imposibles
El hombre más rico de Babilonia
6
Sigue la pista de tu dinero con un presupuesto
Un presupuesto es lo único que requieres para mejorar tus finanzas
7
No importa cuando dinero ganes, lo perderás sino dominas tus deseos
Domina tus deseos y controlarás tus gastos
8
Lávate las manos si cometes un error financiero, es una limpieza que libera tu mente
Qué hacer si te equivocas con el dinero
9
Revisa que es lo que te está frenando y construye nuevos pensamientos
El patrón del dinero que determina tu futuro
10
Si compras cosas que no necesitas pronto tendrás que vender cosas que necesitas
Warren Buffet
11
Entrena tu cerebro para la riqueza: visualiza tu futuro financiero
Expertos concluyen hábitos de personas ricas
12
No seas aval de nadie
¿Por qué se está evitando la figura del aval?
13
Investiga, aléjate de las emociones, prepárate para lo peor, escucha tu intuición al tomar decisiones financieras
Decide bien en tiempos inciertos
14
Manten una mentalidad positiva en todo lo que haces
Tips para ser feliz a pesar de lo que hacer
15
Trata de estar presente en el momento que vives, evita que tu mente divague
Evita que tu cerebro te haga perder oportunidades
16
Mide tus gastos en tiempo no en dinero, para descubrir como usas tu tiempo de vida
El consejo más valioso del mejor libro de finanzas personales
17
Usa tu tarjeta para proteger tus compras, no para pagar a plazos
Cuando si y cuando no pagar con tarjeta de crédito
18
Obtén crédito gratis con tus tarjetas de crédito
Cómo beneficiarse con dos tarjetas de crédito
19
Mejora tu patrimonio con deudas que incrementen tu bienestar o atraigan más dinero
La diferencia entre deudas buenas, malas y las otras
20
Transparencia financiera con tu pareja vital para una vida feliz
Guía de finanzas para recién casados de un director de banco

Ante todo, el gasto no el ingreso

Con seguir el primer consejo podemos ser capaces de dar un giro a nuestras finanzas personales. Esta regla tiene cientos de años y nunca ha sido diferente. Los demás consejos sólo pueden seguirse si estamos convencidos de la importancia de gastar menos de lo que uno gana.

Este diferencial se debe convertir en un patrimonio. No se trata de ahorrar para gastar más tarde, sino de ahorrar para tener un capital que buscaremos hacer crecer, lo que ocurrirá si nos aplicamos a invertir en lo que sabemos y mantenemos la disciplina.


El factor tiempo

Hace unos años, cuando Microsoft crecía como espuma circulaba una anécdota en la industria de la informática. La gente solía decir que si a Bill Gates se le caía un billete de $100 dólares debía dejarlos perder porque si se distraía de lo que hacía perdía más dinero que el que se le había caído al piso.

La anécdota es exagerada, pero resalta la importancia del tiempo. En el caso de dueño de esa empresa el tiempo estaba a su favor, pues a cada segundo que pasaba sus cuentas se incrementa.

¿Qué ocurre con la mayoría de las personas? Dada la difícil situación económica que vivimos en nuestras finanzas personales, diríamos que algunos afortunados ganan un sueldo fijo mes a mes. Es decir, no importa si se tardan un poco en recoger un billete que se les cayó o si se quedan unas horas más en su trabajo. Las personas tienen un sueldo que requiere de un determinado número de horas de trabajo para obtenerlo.

En otros casos la situación es peor. Si no logran un resultado de ventas, entonces no llevarán dinero a casa, por lo que tendrán que trabajar más para obtener ingresos.

En ambos casos el ingreso se mide por tiempo

Pero ¿que ocurre con los gastos?

Los gastos no lo medios en tiempo, sino en monto de sus ingresos, de modo que no tenemos una idea de lo que realmente nos cuesta pagar lo que consumimos. Si consideramos el tiempo como factor de medida, nos haremos más sensibles para valorar si nuestro trabajo nos está dando la oportunidad de alcanzar bienestar y si estamos dedicando demasiado tiempo en adquirir satisfactores que no son tan importantes.


¿El crédito es un gasto o un ingreso?

Los créditos, que consideramos son de gran utilidad para el bienestar financiero, nos pueden confundir un poco porque no es fácil decidir si es un gasto o un ingreso en el entorno de nuestras finanzas personales.

La duda se resuelve si recordamos que el crédito es, debido a que es una promesa de pago, un adelanto de nuestros ingresos. Es verdad es un ingreso, pero nos lo adelantan, por lo que mientras lo estemos pagando recibiremos menos dinero.

El crédito sin embargo no es sólo ingreso, una parte de lo que pagamos se convierte en gasto y esto se forma por los intereses, comisiones y cargos asociados al crédito. Todo lo que pagamos más allá de lo que nos han dado debe considerarse un gasto.

Esta es la razón por la que siempre resaltamos el costo del crédito. Hay casos, por ejemplo, en los créditos con tasas de interés altas o plazos largos, que el costo del crédito puede ser superior a la cantidad que nos están dando como adelanto de ingreso. Por lo tanto, si por ejemplo tardamos 3 días en ganar 1,000 pesos, nos llevará en algunos casos 6 días en pagar un crédito.

La pregunta es ¿es tan importante este crédito para recibir un adelanto de mis ingresos que me puede costar el doble de trabajo pagarlo?

La respuesta a esta pregunta debe considerar que lo único que no podemos obtener es tiempo de vida, un activo o capital cuya duración desconocemos. Si duplicamos nuestro esfuerzo en días de trabajo para satisfacer una compra impulsiva pensemos en la pérdida de vida que le estamos entregando


Pensamiento de riqueza

El factor tiempo puede ser también pensado bajo una óptica diferente ¿Por qué Bill Gates puede darse el lujo de no levantar un billete de 100 dólares que se le cae al piso? Porque ha desarrollado un modelo de ingresos en donde el factor tiempo juega a su favor. Sistemas que trabajan por sí mismos o con el apoyo de otras personas que permiten ganar más dinero en un mismo lapso.

El reto en nuestras finanzas personales que vivimos actualmente ante el entorno económico actual requiere de creatividad y dedicación para crear y hacer lo que será necesario para que en un mismo tiempo ganemos más y gastemos menos.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.